Dos horas de permanencia o descenso para el Real Zaragoza

Entre las 18.30 y las 20.30 horas de este domingo, el Real Zaragoza está llamado a resolver uno de los momentos más críticos de su historia. 
Víctor Fernández tiene dos jornadas por delante para cerrar la permanencia con el Real Zaragoza. Foto: LaLiga
photo_camera Víctor Fernández tiene dos jornadas por delante para cerrar la permanencia con el Real Zaragoza. Foto: LaLiga

Las dos horas que hay entre las 18.30 y las 20.30 del domingo parece que serán las más aceleradas para el corazón zaragocista de los últimos años. 120 minutos que pueden terminar con el Real Zaragoza salvado matemáticamente o en los puestos de descenso. La situación es límite en la entidad antes de visitar al Racing de Santander, porque está en juego el futuro de un campeón de Europa.

Nunca había estado tan mal el Real Zaragoza a estas alturas de la temporada. Pero la buena noticia es que el cuadro blanquillo depende de sí mismo para aferrarse a la tristeza de Segunda División. No hay otra opción que ganar en El Sardinero al Racing de Santander. Y con el triunfo, el descenso que amenazaba a las 6 y media de la tarde, quedaría evadido a las 8 y media.

En el extremo opuesto, el de la desolación de comenzar la última jornada de competición en puestos de descenso. Si el Real Zaragoza terminase su partido con una derrota, en función de los resultados de sus inmediatos competidores, podría verse en descenso.

Un suceso fatal para el que aún podría haber paliativos, porque seguiría dependiendo de sí mismo para aferrar la permanencia. Esto se debería al Mirandés – Amorebieta de la última jornada, que les impediría sumar de tres a los dos y, al menos uno, siempre quedaría por debajo del Real Zaragoza si ganase al Albacete.

MOMENTO CLAVE

Se viven horas cruciales en el entorno del Real Zaragoza. Hace falta una victoria más para dejarlo todo encarrilado y dar paso al alivio. La temporada ha sido catastrófica a pesar de tener más capacidad que nunca para ascender. Pero esa ilusión se acabó a los dos meses de competición. No duró absolutamente nada.

De estas dos horas depende gran parte del futuro del Real Zaragoza. De 18.30 a 20.30 el cuadro que dirige Víctor Fernández debe atar la permanencia. Son los 120 minutos de la final más triste de la historia del equipo maño, pero también una de las más importantes. Perder una plaza en el fútbol profesional sería drástico para toda la ciudad.

MOMENTO DE EXIGIR

Por otra parte, la afición apunta a mostrar su malestar con los responsables de esta temporada que empezó con cinco victorias y termina con el agua al cuello. El Real Zaragoza se desinfló en dos meses, cayó a peso muerto y nunca se recompuso. Escribá, Velázquez y Víctor Fernández no han sabido devolver el pulso al equipo y afronta un momento trascendental.

Llegará el momento de exigir en La Romareda. Porque no pueden repetirse el cúmulo de decisiones erróneas que todavía pueden costar la vida a un equipo que duele en el alma.