Sergi Enrich: "Me hubieran gustado más oportunidades y poder demostrar lo que valgo"

El delantero del Real Zaragoza Sergi Enrich se estrenó como goleador ante el Racing de Ferrol en un año muy complicado para él y para la entidad.
Sergi Enrich, en el día de su presentación con el Real Zaragoza
photo_camera Sergi Enrich, en el día de su presentación con el Real Zaragoza

Por primera vez esta temporada, el delantero del Real Zaragoza Sergi Enrich aparece en sala de prensa. Lo hace tras anotar su primer gol de la campaña y, quién sabe, quizá el más importante del año. Por ahora lo es. En su comparecencia ha reconocido ser de los que lloró en el vestuario, ha mostrado orgullo por no poner “ni una mala cara” y ha señalado que le hubieran gustado “más oportunidades”.

A Enrich le hubiera gustado más aparecer en todas partes. También como portavoz. “Tal vez no he tenido esas oportunidades que esperaba. He seguido entrenando igual, me hubiera gustado mas oportunidades y poder demostrar lo que valgo. Lo he demostrado toda mi carera”, ha señalado.

Este año “no ha sido así”, pero asegura estar “muy orgulloso” de cómo ha reaccionado. Ahora quiere “acabar bien el año”, pero no solo él, sino todo lo que compone el Real Zaragoza. Y ha remarcado que no quiere hablar de la temporada que viene.

Tras su gol, celebró por todo lo alto. Fue un tanto de alivio, que no de alegría, al menos para el zaragocismo. Pero ayudó a encarrilar la permanencia. Este domingo, Sergi Enrich fue uno de los jugadores que lloró en el vestuario, “por muchos sentimientos encontrados y porque era un punto vital”. “Nos da vida, impulso para ir a Santander a hacer nuestro partido y sacar tres puntos con energía y positividad”, ha declarado.

Enrich lleva toda la temporada “luchando igual, entrenando bien, ayudando desde la posición que ha tocado”. Pero sin jugar prácticamente. “No he puesto ni una mala cara y estoy orgulloso”, ha insistido el delantero del Real Zaragoza.

Lo que también reconoce es que ha sido difícil esta temporada. “Decir que no he pasado malos momentos sería mentir. Estoy muy orgulloso de cómo he pasado en todos los clubes, donde voy soy bien recibido, mis compañeros hablan bien de mi…”, ha explicado. Lo ha pasado mal, pero para eso se refugia en su familia y, por otra parte, tiene experiencia en situaciones duras.

DEL TODO A LA NADA

El ariete llegó a “un proyecto ilusionante” en un club como el Real Zaragoza. Una cuestión de mucho calado. “Tenía que ser un año bonito y no lo está siendo. He vivido situaciones muy parecidas en mi trayectoria, aunque como esta pocas”, ha recalcado. Su papel ha sido ayudar al grupo, a sus compañeros, a los jóvenes… y además se siente “muy querido por vestuario”, que quiere decir algo”.

Bajo esa filosofía anotó un gol “importantísimo”. Se vio en una celebración en la que “salió euforia y alegría”. “Mis compañeros me dijeron que esta temporada no había tenido suerte, pero que marcaría un gol importante. Me animaron a eso y lo que me entró era celebrarlo así”, ha explicado.

Por otra parte, afirma no haber tenido ansiedad, aunque sí una “espina” por no haber podido ayudar más. Ahora, mira el fin de temporada, amarrar la permanencia y eludir el descenso: “Ganando estamos salvados y es lo que intento transmitir”. Hay que hacerlo ya y evitar el paso a una situación terrible.