Octavio López: “Me han dejado algunas cosas en marcha, pero en vivienda debo empezar desde cero”

Octavio López es el consejero de Fomento, Logística, Movilidad y Vivienda
photo_camera Octavio López es el consejero de Fomento, Logística, Movilidad y Vivienda

Un eje central de las políticas que marquen el presente y futuro de la Comunidad pasarán por el Departamento de Fomento, Logística, Movilidad y Vivienda, que, con Octavio López al frente, se asoma como clave para la atracción de empresas y para afrontar dos problemas acuciantes en el territorio: arreglar las carreteras, situadas como las peores de todo el país, y ampliar la disponibilidad de vivienda, tanto en las tres capitales como en el mundo rural.

Así, López no duda en valorar el buen trabajo realizado en los últimos años en la proyección de Aragón como gran nodo logístico, con Plaza prácticamente al completo y urgiendo la búsqueda de suelo en las proximidades de Zaragoza para atender la alta demanda de empresas. Del mismo modo, pretende impulsar la renovación de carreteras secundarias en los próximos dos años, antes de que el grueso del Plan Extraordinario entre en el Presupuesto, además de abordar la construcción de “muchísima vivienda protegida”, clave para facilitar el acceso de los jóvenes a la compra de pisos y al alquiler.

PREGUNTA.- Esta semana conocíamos la decisión de Amazon de no abrir su centro de La Muela. Al margen de las propias consecuencias para el empleo, ¿puede tener alguna repercusión para el sector o para otras empresas que hayan planeado instalarse aquí?
RESPUESTA.- Nunca es una buena noticia que una gran empresa de la magnitud de Amazon diga que algo que iba a hacer no lo ejecute, pero debemos valorarlo en su conjunto lo que ha hecho la Comunidad y las previsiones que tenemos. Amazon nos aporta certezas, credibilidad, confianza. Que una operación puntual y concreta se dilate, retrase o decaiga nunca es una buena noticia, pero tenemos la sensación de que va a continuar invirtiendo en Aragón en asuntos digitales y logísticos, y que va a seguir implementando inversiones económicas y generando empleo.

P.- Un paso más dentro de la apuesta de Aragón y Zaragoza como gran nodo logístico será la autopista ferroviaria. ¿Estará lista la línea Plaza-Algeciras en 2024?
R.- No me atrevo a dar plazos cuando interviene mi Administración, y es complicado cuando intervienen otras. Se están dando pasos importantes. Se firmó un convenio de colaboración entre Aragón y Andalucía y el Ministerio está encima de la operación. Se están solucionando galibos, anchura de vías y ajustes técnicos que se deben producir para que el ancho de vía sea correcto y el corredor sea una realidad para después conseguir la Travesía Central del Pirineo. Las cosas van razonablemente bien. Habrá que estar pendiente y muy encima para que se cumplan los plazos.

P.- No será la única autopista ferroviaria que pase por Zaragoza
R.- Queremos que Plaza sea un nodo para la conexión de Barcelona, Valencia, Bilbao o Canfranc. Se plantean seis autopistas ferroviarias y que el nodo central esté ubicado en Plaza.

P.- Plaza se encuentra prácticamente al 100%. Además de la habilitación del suelo de Plaza 4.0, ¿por dónde se puede habilitar más suelo en el entorno de Zaragoza?
R.- En estos momentos, lo que era un polígono público se ha convertido en privado, en donde vamos a hacer alguna actuación relevante, como el acceso norte que merece para que no haya colapsos. Es una mejora importante para la joya de la logística en Aragón. Plaza 4.0 tiene un decalaje todavía de 24 o 26 meses y habrá 1,6 millones de metros cuadrados netos. Estamos explorando otras alternativas en Zaragoza y el área metropolitana. En Zaragoza se están buscando suelos y plataformas por encima de 3 millones de metros cuadrados. Las empresas nos solicitan unas superficies muy elevadas. Debemos ser capaces de estar provistos de suelo suficiente para dar respuesta a las demandas. Entre ambos, podremos responder con superficie real a las demandas de las empresas en la ciudad de Zaragoza y sus inmediaciones.

TARAZONA, CALATAYUD Y ALCAÑIZ, OBJETIVOS DE NUEVAS PLATAFORMAS LOGÍSTICAS

P.- Más allá de Zaragoza, ¿qué actuaciones plantean para que las grandes empresas se interesen por otras ubicaciones del territorio?
R.- En la logística, nos hemos encontrado una gestión positiva. Observamos una estructura logística lineal, de norte a sur, con Plhus, Plaza y Plata y Platea, más el nodo de Fraga al este de la Comunidad. Echamos en falta equilibrar los nodos logísticos para que Aragón sea una plataforma logística en su conjunto. En la zona oeste, para conseguir atracción de empresas del corredor del Ebro, La Rioja, Navarra y Soria, deberíamos tener una posición geoestratégica en Tarazona. También hace falta en Calatayud para atraer el corredor del Henares hacia la Comunidad de Madrid, una zona de mucha implantación que podemos tener derivadas en la logística aragonesa. Con esas dos, y alguna acción puntual en Alcañiz y su entorno, podemos tener ese mapa mucho más equilibrado para vertebrar mucho más el territorio. No es para mañana, pero tenemos una idea de lo que podría ser el mapa logístico para los próximos diez años.

P.- Esta semana se daba un paso más en la ampliación del Aeropuerto de Teruel. Que se haya quedado pequeño es todo un éxito…
R.- Es otra de las gestiones de éxito. Cuando se puso en marcha nadie pensaba que podría llegar a la importancia, repercusión económica y generación de empleo. De 190 hectáreas se han ampliado 230, más del doble, y estamos con proyectos de aeronáutica y aeroespacial de empresas que vienen a hacer pruebas de máximo nivel o a reciclar aviones. Son empresas competitivas y potentes. Si está Airbus en Teruel, quizá la otra gran empresa internacional también esté pensando en Teruel. Han visto que el Aeropuerto está tirando. Es el primer aeropuerto de Europa en materia industrial.

P.- ¿Hay posibilidad de que muera de éxito?
R.- No vamos a morir de éxito. Vamos a seguir trabajando con detalle cada propuesta que se nos hagan de empresas. Durante los próximos cuatro años vamos a poder más que duplicar el personal, de 440 al entorno de 900, que va a generar un flujo, según cálculos económicos, de unos 3.600 indirectos. Nos daría un conjunto de 4.500 trabajadores que van a depender de la actividad del Aeropuerto de Teruel. Eso genera unas posibilidades de crecimiento poblacional, necesidades de vivienda, aumento de natalidad… Todo va a alterar positivamente los recursos y necesidades de la comarca. Además, contamos con el FITE. Se van a invertir 60 millones de euros en proyectos que todavía no puedo comentar, más lo que van a poner las empresas, que no estará por debajo de 30. Hablamos de una inversión pública y privada de 90 millones, cifras muy importantes y con el doble de la superficie que se fijó para el Aeropuerto.

“PRETENDEMOS RENOVAR EN CUATRO AÑOS EL 40% DE LA RED DE CARRETERAS”

P.- Un asunto clave serán las carreteras. El Plan Extraordinario se pondrá en marcha en 2024 y obligará a hacer un gran esfuerzo presupuesto desde el tercer año. ¿Será posible compaginarlo con el mantenimiento de la red secundaria?
R.- El Plan Extraordinario nos lo dejó adjudicado el anterior Gobierno. Nosotros lo habríamos hecho de otra manera, pero entendimos que era razonable continuar. Son las peores carreteras de España y no se ha invertido desde hace 15 años, y no puedes perder ni un minuto en pensar si habrías elegido una carretera o aquella. La red autonómica son 5.700 kilómetros y este Plan afecta a 1.700, algunas con renovaciones profundas y otras parciales. Por ello, este primer y segundo año hemos dotado más cantidad, aun teniendo en cuenta que nos metemos en la expropiación de suelos. Vamos a intentar mantener el ritmo de inversión este año y el siguiente, y en el tercer y cuarto tendremos que ajustarnos, porque entrará en Presupuesto el coste una inversión de 670 millones de euros. Pretendemos que estos cuatro años podamos transformar, ejecutar o renovar unos 2.100 kilómetros de carreteras aragonesas, casi el 40% de la red viaria autonómica. Pasaríamos de las peores carreteras de España a renovar casi un 40% de la red. No seríamos el farolillo rojo.

“HAY QUE HACER MUCHÍSIMA VIVIENDA PROTEGIDA”

P.- También es necesaria más vivienda en el territorio. ¿Qué objetivos se marcan en esta legislatura?
R.- Puedes actuar de diferentes maneras con instrumentos diversos para ayudar a mucha gente que no dejan de vivir con sus padres porque no pueden dar su entrada para un piso básico en sus lugares de residencia. En los últimos 8 años se han hecho 86 VPO en Aragón, que es ridículo y lamentable. Hay que hacer muchísima vivienda protegida. Hay gente que no puede acceder a vivienda libre y para alquiler. Debemos diferenciar entre las capitales, municipios de más de 3.000 habitantes y el resto, que son realidades distintas y hay que darles tratamiento diferenciado.

Hay mucha cosas que podemos hacer: tocar el módulo, trabajar con la oferta, hacer colaboración público-privada, trabajar la demanda… Hay que tener cuidado y tocar las cosas con equilibrio. Tenemos un plan inicial para municipios de más de 3.000 habitantes que deben aportar suelo en condiciones para poder construir un número de viviendas importantes. Los suelos seguirán siendo públicos, lo que reducirá el precio y el alquiler.

P.- ¿Y de cara a la demanda?
R.- También vamos a tocar la demanda. Si todavía no puede acceder algún joven a los precios de alquiler, la Administración autonómica les ayudará a pagar el alquiler mensual. Estamos intentando hacer un número de viviendas importantes, facilitando las condiciones de construcción, y, a la vez, tienen que salir en condiciones de alquiler que se puedan pagar. Si entran personas con rentas bajas, tendremos que actuar y ayudar a esos colectivos. Vamos a intentar hacer varios lotes para llegar multiplicar por mucho las viviendas del anterior Gobierno socialista.

P.- ¿Qué planes tienen para los cacahuetes de la Expo?
R.- No van a ir viviendas. Se están explorando otras opciones. Ni la zona ni la edificación están para hacer viviendas. Ni el PGOU de Zaragoza lo permite ni los usos son adecuados. El anterior Gobierno lo hizo de espaldas al Ayuntamiento porque veían que se acababa la legislatura y no tenían vivienda protegida suficiente para ir a elecciones. Cuando las cosas se hacen tarde y mal y vas perdiendo 5-0, es imposible que lo ganes. Todo fue desequilibrado y sin sentido. ¿Qué vamos a hacer? Vamos a solucionar los problemas con los redactores del proyecto, porque hay unos costes que asumir. Estamos pensando implicar a empresas, con algún contacto, para que los cuatro cacahuetes se puedan asignar a empresas y convertir la Zona Expo con actividades culturales, deportivas, conciertos… Vamos a intentar darle vida.

LOS PRESUPUESTOS GENERALES DEL ESTADO DE 2024

P.- Ahora que se acerca la Navidad, ¿qué incluye su carta a los Reyes Magos en los PGE de 2024?
R.- Ya he mandado cartas a los dos ministros de Vivienda y Transporte. El secretario de Estado de Vivienda fue compañero en el Senado y vamos a intentar conseguir lo máximo posible para la Comunidad. No son buenos tiempos, porque el Gobierno de Sánchez está compuesto por los partidos por los que está compuesto, con las tendencias que tiene y algunas comunidades que hipotecan o embargan la gestión. Somos 12 gobiernos y 2 ciudades autónomas del PP que vamos a llevar una posición única. Nosotros pretendemos, además, hacer una Ley de Vivienda para modificar algunas cosas de la Ley nacional y adecuarla a nuestras particularidades.

Hay planes estatales que hay que ver si se renuevan y cómo se gestionan los fondos europeos, y cuál es la posición del Gobierno sobre la vivienda. Consideran la vivienda el quinto pilar del Estado de Bienestar, y estamos de acuerdo. Es algo muy demandado y que empieza a tomar un matiz muy complejo. La gente se molesta con razón porque no se dan soluciones. Estoy convencido de que la ministra hará un esfuerzo importante, aunque no sé cuál será el reparto. Intentaremos llevarnos lo mejor posible con los ministros y poner en evidencia si hay algún trato discriminatorio. Con los planes estatales en marcha, los fondos europeos y los programas autonómicos, podremos iniciar la solución al problema de vivienda. En el mejor de los casos, el primer lote de vivienda lo tendré en 24 meses. Me han dejado algunas cosas en marcha, pero en vivienda debo empezar desde cero, diseñando suelos, operación, pliegos, adjudicar obra, construirla y entregarla, y eso lleva un proceso. Insistiremos en dar ayudas a jóvenes al alquiler y a la rehabilitación, intentando intensificar sus recursos. Lo sustancial es la vivienda en alquiler para gente joven. Hay que atenderlo de forma inmediata.