Las listas de espera para pruebas diagnósticas lideran las quejas al Justicia de Aragón

En total, se han tramitado 2.278 expedientes, se han abierto 1.745 nuevos documentos, 24 más que en 2022, y se han dictado 173 resoluciones
justicia-cortes
photo_camera La presentación de este informe ha sido el último acto público antes del nombramiento de la nueva Justicia, Concepción Gimeno

Las listas de espera para realizarse pruebas diagnósticas lideraron el pasado 2023 las quejas que llegaron al Justicia de Aragón. La sanidad sigue agrupando el mayor número de trámites que se movilizan desde esta institución, aunque, en esta ocasión, las protestas ante el retraso de pruebas superan a los de una operación, que había sido protagonista en los últimos años, así como los servicios de atención al ciudadano.

Así lo recoge el informe del Justicia de Aragón en 2023 que este martes se ha presentado a la presidenta de las Cortes, Marta Fernández. En total, se han tramitado 2.278 expedientes, se han abierto 1.745 nuevos documentos, 24 más que en 2022, y se han dictado 173 resoluciones entre sugerencias, recomendaciones y recordatorios de deberes legales, de los que únicamente 16 han sido rechazadas por las administraciones.

Después de la sanidad, los servicios sociales es el área de mayor trabajo, destacando las quejas abiertas en cuanto a criterios económicos del Ingreso Mínimo Vital (IMV), la tramitación de los bonos eléctricos y térmicos, y los retrasos en la valoración de los grados de discapacidad. “El IMV ha dejado a mucha gente fuera por excesiva burocratización y hemos tenido bastantes quejas”, ha subrayado el lugarteniente del Justicia, Javier Hernández.

Asimismo, la educación también ha conllevado multitud de quejas y expedientes ante temas como la situación del María Zambrano tras la riada de julio o la escuela de Caneto, además de otros asuntos como el transporte escolar y la reagrupación familiar. El “destacado incremento” de los interinos en las administraciones públicas y los distintos procesos de acceso a empleo público han sido otros de los protagonistas.

El lema de este informe, “Mirar a los ojos al ciudadano y pisar el territorio”, pretende poner de relevancia, a la vista del trabajo realizado por el equipo del Justiciazgo en el pasado 2023, tanto fruto de las quejas ciudadanas como de las actuaciones de oficio y la elaboración de distintos informes, la necesidad de contar con una administración que atienda al ciudadano directamente y en lo posible de forma presencial, sin que se produzca la sensación de olvido o inaccesibilidad que muchos aragoneses manifiestan sentir.

DESPEDIDA DEL LUGARTENIENTE

La presentación de este informe ha estado marcada por la emoción del lugarteniente, que ha comparecido ante los medios en el último acto público antes del nombramiento de la nueva Justicia, Concepción Gimeno, en el Pleno de la próxima semana. Con una sentida emoción, Hernández se marcha “con la satisfacción del deber cumplido” y reconociendo que han sido seis años “intensos” y “no fáciles”.

De hecho, Hernández no duda de que han logrado “cambiar el Justiciazgo” y “acercarlo a quien más lo necesitaba”, por lo que pide a la nueva Justicia que siga con este rumbo y “mire a los ojos de la gente saliendo a la calle”. “Cuando te llama un alcalde de una gran ciudad o una consejera porque no está de acuerdo, hay que tener mano izquierda para torear, le sepa bien o mal al Gobierno”, ha señalado.