Good Bye Lenin sanitario en las Cortes: PP y PSOE se acusan de maquillar las listas de espera

El PSOE ha acusado a Bancalero con esta película de 2003 de tapar la realidad de la sanidad a los aragoneses. Foto: Cortes de Aragón
photo_camera El PSOE ha acusado a Bancalero con esta película de 2003 de tapar la realidad de la sanidad a los aragoneses. Foto: Cortes de Aragón

Wolfgang Becker dirigió en 2003 “Good Bye, Lenin!”. Narra la historia de un hijo que oculta a su madre, recién salida de un coma, la caída del Muro de Berlín y el fin de la Alemania comunista. En las Cortes, el PSOE ha tirado de esa realidad paralela, contada en la gran pantalla hace ya 20 años, para afear al Partido Popular el aumento de las listas de espera quirúrgicas en 1.119 personas desde que dirigen la Consejería de Sanidad, un 18%. Al socialista Iván Carpi, la película le ha dejado un simil en bandeja: “Son el hijo y los aragoneses la madre, aunque él lo hace por amor y ustedes por rédito político”.

A Carpi no le ha importado que algún diputado no la haya visto, porque ha chafado el final de la cinta para criticar al responsable sanitario de la DGA, José Luis Bancalero. Y es que la madre muere sin saber la verdad. “Le pedimos saberla y que la cambie”, ha insistido. Para Bancalero, el PSOE miente de entrada con las promesas del anterior Departamento, como dejar “a cero” Oncología a finales de 2021 o los 2.000 pacientes en lista de espera quirúrgica al final del mes que ahora arranca. “Sabían que no podían cumplirlo”, le ha afeado el consejero.

En este sentido, Bancalero ha recordado que las reducción de las listas es una “prioridad”, por lo que destinarán “todos los medios necesarios”, humanos y materiales, tanto desde la pública como con los conciertos privados que aprobó el Ejecutivo anterior. Un ejemplo es la Clínica MAZ, donde ha anunciado que se intensificarán las intervenciones en Traumatología, “que apenas se había utilizado pese a estar comprometido”. Además, según sus datos, este mes de octubre han sido operados 332 pacientes más que en el mismo periodo del año pasado.

Iván Carpi, del PSOE, insiste en que habrían cumplido el objetivo de 2.000 pacientes en espera a final de este año. Foto: Cortes de Aragón

EL PSOE INSISTE EN QUE CUMPLIRÍAN LOS OBJETIVOS SI SIGUIERAN GOBERNANDO

El debate se ha centrado en la gestión presente pero también la pasada. Como ha recordado Carpi, pandemia mediante, la administración de Javier Lambán redujo la lista de más de 180 días en 3.000 pacientes. De las cifras, a los condicionales. El diputado socialista ha asegurado justo después que, de haber seguido en el Pignatelli, habrían alcanzado el objetivo de tener 2.000 personas en dicha lista a finales de este año, que el PP ha calificado de imposible desde que entró en la DGA.

En el Pleno, la bancada popular sigue sin creérselo. “Dato mata relato”, ha vuelto a decir Bancalero, porque consideran que en los últimos ocho años la Sanidad fue el principal talón de Aquiles del cuatripartito. Aragón se convirtió “en la comunidad con mayores listas de espera”, ha argumentado, y “uno de cada cuatro aragoneses” tenía que esperar más de seis meses para una operación, tres para una visita al especialista, más de 80 días para una mamografía o por encima de los 100 para una resonancia. También ha sacado a relucir el recorte a doce horas del servicio de ambulancias, ya revertido con la modificación del pliego. Problemas, ha insistido, “que van a ser resueltos por el Partido Popular”. Sea como fuere, queda debate para rato.