El AMPA del María Zambrano insiste en la reubicación del colegio por seguridad de los alumnos

Desde el AMPA han remarcado que “ninguna persona” de la comunidad educativa era conocedora del “peligro” que suponía la ubicación del colegio
photo_camera Desde el AMPA han remarcado que “ninguna persona” de la comunidad educativa era conocedora del “peligro” que suponía la ubicación del colegio

El AMPA del CEIP María Zambrano ha vuelto a insistir en la necesidad de estudiar la reubicación del colegio por la seguridad de los alumnos tras los efectos de la tormenta del pasado 6 de julio. Así lo han trasladado después de celebrar una asamblea extraordinaria en la que han acordado seguir luchando por la seguridad de los niños y niñas, y no dedicar recursos humanos y económicos a la contratación de informes en distintas áreas.

En este sentido, el pasado mes de julio, tras la tormenta, el AMPA informó a las familias sobre la intención de contratar un informe multidisciplinar (desde los ámbitos de ingeniería civil, hidrología, geología, geografía…) que evalúe la idoneidad de las medidas propuestas del Ayuntamiento y de la DGA. Dos empresas mostraron su interés en participar y enviaron sus presupuestos, pero la asamblea celebrada este jueves ha decidido que “no debe dedicar sus recursos humanos y económicos a la contratación de estos informes, sino a luchar por la seguridad de su alumnado”.

Desde el AMPA han remarcado que “ninguna persona” de la comunidad educativa era conocedora del “peligro” que suponía la ubicación del colegio en este punto y del riesgo de que sufriera una inundación como la del 6 de julio. “Es de sentido común que la plataforma Cole para todos en Parque Venecia no habría aceptado la designación de la parcela en ese momento y la Junta de la AMPA Claros del bosque se habría opuesto a las obras en esa ubicación. Ningún organismo, asociación, administración o individuo se ha puesto en contacto con los representantes de las familias para denunciar esta situación y peligro con anterioridad a la tormenta”, han lamentado.

Asimismo, todavía tienen pendientes diversas reuniones con el Ayuntamiento, por la ejecución de las obras de canalización de agua y del soterramiento de las torres de alta tensión; con la Consejería de Educación, para la reubicación parcial del María Zambrano y la reutilización del edificio de Primaria para Secundaria; y la CHE, tras su propuesta de incluir el Barranco de la Muerte en el Plan de Gestión del Riesgo de Inundación (PGRI).