El Gobierno plantea, a pregunta de Pueyo, estudiar la retirada del María Zambrano de su ubicación

Los alumnos han regresado este curso al colegio tras los trabajos en el entorno, aunque el Gobierno pide estudiar más medidas
photo_camera Los alumnos han regresado este curso al colegio tras los trabajos en el entorno, aunque el Gobierno pide estudiar más medidas

El Gobierno de España ha pedido, a pregunta escrita del diputado de Sumar por Zaragoza, Jorge Pueyo, estudiar de manera “pormenorizada” la posible retirada del colegio María Zambrano de su actual ubicación en la capital aragonesa. Según ha informado el propio grupo parlamentario en el Congreso, ven con buenos ojos las medidas de la Confederación Hidrográfica del Ebro para minimizar el riesgo de inundaciones como la del 6 de julio, aunque recomiendan complementarlas con otras, como puede ser el traslado del centro.

En la respuesta a Pueyo, el Ejecutivo central confirma que ha recomendado al Ayuntamiento de Zaragoza ampliar el estudio realizado por la empresa Spesa “con un un análisis de sensibilidad, la calibración con todos los datos de campo y la inclusión de planos de las zonas aguas arriba y aguas abajo”.

En relación con el canal de derivación de aguas que se pretende ejecutar, se informa que requerirá “la preceptiva y previa autorización de la CHE”, al igual que “todas las obras que se ubiquen en el Barranco de la Muerte”. Asimismo, plantean medidas para minimizar las veces que sería necesario cerrar la Z-30, como dar continuidad, en el menor plazo posible, al canal de derivación a lo largo de la citada ronda hasta una zona de laminación controlada aguas abajo del Canal Imperial, crear “un “cauce de aguas bajas dentro del canal” o “revisar los peraltes de la Z-30, así como estudiar y habilitar los accesos de emergencia a Parque Venecia”.

También recomienda como medidas adicionales “eliminar la escollera de margen derecha en el pinar aguas arriba del Parque del Barranco, el hormigonado del lecho del barranco o valorar la posibilidad de colocar disipadores de energía”.

El diputado había trasladado la advertencia del presidente del Colegio Oficial de Geógrafos de Aragón, Rafael Martínez Cebolla, que recomendó la reubicación del colegio, y las denuncias de las madres y padres del alumnado y el profesorado, que han denunciado que “la situación es insostenible” desde que el 6 de julio se produjo una riada en la ciudad de Zaragoza que inundó el CEIP María Zambrano, provocando grandes destrozos, aunque afortunadamente sin víctimas.