Fotografías, recuerdos y emoción en el primer día de puertas abiertas en La Romareda

El Estadio Municipal podrá visitarse gratuitamente hasta el 28 de junio para despedirse de un feudo histórico, que no volverá a ser igual
Este lunes comenzaban las visitas gratuitas de La Romareda.
photo_camera Este lunes comenzaban las visitas gratuitas de La Romareda.

Zaragocistas o no, aragoneses o extranjeros, La Romareda es un estadio histórico para todos, emblema del fútbol español y europeo, y nadie quiere desaprovechar la oportunidad de visitarla, despedirla en este caso, tal y como se conoce. Porque de esta vieja Romareda queda muy poco tiempo. Tiempo no hay que perder y en su primera mañana con las puertas abiertas, muchos visitantes ya han acudido al feudo para fotografiarlo y tener un último recuerdo de ese Gol Sur.

Este lunes en las agendas de muchos zaragocistas se apuntaba una cita importante. Visitar La Romareda. El sábado el Ayuntamiento de Zaragoza y el club anunciaba que el campo abriría sus puertas de forma gratuita desde el día 3 hasta el 28 de junio para concederle a mucha gente la oportunidad de verla por dentro antes de su demolición.

A las 10.00 horas, en la puerta 16 ya esperaban visitantes. En la entrada lucía un cartel con los horarios de visitas y la frase “Gracias por tanto, Romareda”. Gracias por ser el lugar de tantas emociones y recuerdos, sin duda.

La puerta 16 de La Romareda es la entrada de las visitas.
La puerta 16 de La Romareda es la entrada de las visitas.

Agradecimiento por parte de los más puntuales, que valoraban positivamente poder acudir a fotografiarse con el Gol Sur, en el que se apreciaban los huecos de los asientos “robados” y recorrer el Fondo Norte. Aun así, había quien deseaba haber podido hacer la visita guiada, ver los vestuarios, los túneles o pisar el césped.

Para dos jóvenes se trata de una iniciativa “muy necesaria”. “Ha sido un templo para todos los zaragocistas, ha sido muy bonito disfrutar aquí, aunque no hayamos podido verla en Primera. Ayer no pude venir el partido y es muy emocionante estar aquí y despedir La Romareda”, señalaba uno de ellos.

Además, expresaba que le daba pena que se tirase el estadio, pero igualmente considera que es uno “atrasado” y Zaragoza debe tener una sede “más importante de cara al Mundial y para atraer grandes acontecimientos”.

ESPECIAL PARA TODOS

Para los que no acuden habitualmente es también importante acumular más recuerdos, incluso verla por primera vez. De las Islas Canarias eran unos visitantes que observaban desde la butaca las gradas y el césped de La Romareda, solo la conocían por la televisión. Agradecían poder entrar y ver un estadio en el que recordaban jugaba un paisano suyo, el magnífico Santos.

Más cerca, de Barbastro, era otro turista. En su caso, apuntaba que este acto deberían haberlo hecho siempre, porque para los de fuera es la manera de verlo y crear recuerdos. Además, reconoce que había estado viendo partidos, pero observarlo sin gente era “muy diferente”.

Con camisetas del Real Zaragoza, niños, jóvenes y mayores, La Romareda acoge nostálgica a cada uno de ellos en sus últimos días como “la Vieja Romareda”. El carrete de sus móviles seguramente haya salido lleno, y el corazón ligeramente roto por esas últimas veces.