Las familias podrán deducirse un 25% de las clases de apoyo de sus hijos en la próxima Renta

El Departamento de Hacienda estudiará en los próximos meses las bonificaciones implantadas en la Comunidad
photo_camera El Departamento de Hacienda estudiará en los próximos meses las bonificaciones implantadas en la Comunidad

El primer Presupuesto de PP-Vox en Aragón supone el “primer paso” para una paulatina bajada de impuestos que se prolongará durante los cuatro años de la legislatura. Además de las medidas ya anunciadas por el presidente, Jorge Azcón, las cuentas contemplan una deducción del 25% sobre el IRPF de los gastos derivados de las extraescolares de los alumnos o la bonificación al 99% de las donaciones de padres a hijos hasta los 500.000 euros.

Así, los contribuyentes podrán deducirse las cantidades destinadas al pago de las clases de apoyo o refuerzos recibidas por sus hijos, en horario extraescolar, de materias englobadas en Educación Infantil, Primaria, ESO y FP básica, impartidas tanto en los propios centros educativos como en instalaciones externas, tanto públicas como privadas. “Es justo que las rentas más bajas no soporten este gasto y les echemos una mano”, ha sostenido el consejero de Hacienda, Roberto Bermúdez de Castro.

Del mismo modo, el Ejecutivo ha incluido una bonificación al 99% del Impuesto de Sucesiones para los grupos I (menores de 21 años) y II (hijos mayores de 21, cónyuges, descendientes y adoptantes), de forma que estarán exentos de pagar al recibir una donación de hasta 500.000 euros a partir del 1 de enero de 2024. “Esta medida va a dinamizar la economía y va a poner mucho capital para que la economía aragonesa se siga moviendo”, ha afirmado Bermúdez de Castro, que ha avanzado que en los próximos se seguirá avanzando en la eliminación de este impuesto.

En lo que respecta a los menores de 21 años, como ya avanzó el presidente de Aragón, Jorge Azcón, en el Pleno de las Cortes, esta bonificación del 99% se amplía hasta los 600.000 euros, sin contar la vivienda. Del mismo modo, se introduce ya en el próximo ejercicio el incremento del mínimo exento de Patrimonio, que se eleva de 400.000 a 700.000 euros de forma retroactiva, es decir, los contribuyentes percibirán este beneficio en la próxima liquidación, en junio de 2024.

Otro gran pilar de esta primera batería de rebajas fiscales de PP-Vox es la deflactación del 5% del IRPF para hacer frente a la subida de los precios y las consecuencias derivadas de la inflación. De esta manera, se reducirán los tramos autonómicos de este impuesto hasta los 50.000 euros para ajustar la contribución al coste real de la vida, lo que “beneficiará al 100% de los aragoneses” que presenten su Renta en 2025, aunque ya se percibirá en las nóminas de 2024.

Además, el Departamento de Hacienda estudiará en los próximos meses las bonificaciones implantadas en la Comunidad para “ver cómo han funcionado y saber cuáles son eficientes y cuáles debemos modificar al alza o baja”.

NUEVOS TRIBUTOS MEDIOAMBIENTALES

A su vez, el Gobierno de Aragón ha incorporado a sus cuentas para 2024 la puesta en marcha de dos nuevos impuestos medioambientales, sobre la explotación de parques eólicos y fotovoltaicos en la Comunidad, así como la modificación del impuesto sobre las instalaciones de transporte de energía eléctrica de alta tensión. “Están en trámite y esperamos llevarlos a Consejo de Gobierno en las próximas semanas para su votación en las Cortes y su aprobación”, ha señalado.

Estos impuestos gravarán el impacto medioambiental del sector, en aspectos como la altura y diámetro de los molinos, las hectáreas dedicadas a fotovoltaica o los kilowatios en las redes de transporte de electricidad. Este impuesto fue planteado inicialmente por el cuatripartito y se estima que se puedan recaudar unos 50 millones de euros cada año.

Más en POLÍTICA