Aragón renovará su postura común por una financiación autonómica justa

La propuesta de creación de una comisión de estudio, propuesta por Chunta, únicamente ha recibido el voto en contra de Vox
Pleno-Cortes-16
photo_camera Los aragonesistas consideran que es momento de renovar y suscribir un nuevo pacto que refuerce las posiciones de la Comunidad

Únicamente Vox se ha mostrado en contra de la creación, propuesta por Chunta, de una comisión de estudio que renueve el mensaje común de Aragón por una financiación autonómica justa para la Comunidad. El resto de partidos han avalado la constitución de este órgano con el objetivo de actualizar las propuestas que emanen del territorio a la hora de negociar el nuevo reparto de los fondos estatales, priorizando aspectos como el envejecimiento o la dispersión de la población.

Esta propuesta ha sido presentada por el portavoz de CHA, José Luis Soro, ante un sistema de financiación actual que define como “arbitrario y poco transparente, injusto e insatisfactorio” para el conjunto de las comunidades. “No recibimos la financiación que necesitamos para garantizar servicios públicos del Estado de Bienestar. Pesa la población, pero no el esfuerzo fiscal y la estructura de población y desequilibrios territoriales. Nuestras necesidades de gasto son mayores”, ha explicado.

Las Cortes ya llegaron a un acuerdo en 2018, pero los aragonesistas consideran que es momento de renovar y suscribir un nuevo pacto que refuerce las posiciones de la Comunidad. “Hay que aparcar evidentes discrepancias políticas para volver a articular consensos sobre le nuevo sistema de financiación. Es urgente que, tras un debate sereno, acordemos criterios que sirvan al presidente Azcón y al consejero de Hacienda en el debate del Consejo de Política Fiscal. Nos jugamos el futuro”, ha añadido Soro, que ha agradecido tanto a los partidos que han votado a favor de la iniciativa como a Vox por “no apoyarla”.

Porque, para Vox, esta iniciativa va a contribuir a promover un mayor “desequilibrio” territorial en detrimento de la “igualdad de los españoles”, recordando que, hasta ahora, “Sánchez ha cedido a las peticiones del partido más rancio y corrupto de la sociedad catalana”. “Es una propuesta inoportuna, dada su afinidad con partidos separatistas. Es un paso hacia el desmantelamiento de la nación española y el avance a un federalismo donde tendremos posición de desventaja. El sitio para negociar es el Consejo de Política Fiscal”, ha expuesto el diputado de Vox Juan Vidal.

El resto de grupos ha apoyado la propuesta, entre ellos un PP que, en palabras de la diputada María Navarro, es “sentido común” que “un servicio cuesta mucho más que llevarlo a otras comunidades como Madrid”. “Tendrán el apoyo del PP, pero pediría al PSOE que ellos eleven la voz, en la medida que puedan, porque esas reuniones de bilateralidad del Gobierno de España con determinadas comunidades no deben afectar a Aragón”, ha afirmado.