Desarticulada una banda criminal que robaba mediante el “abrazo amoroso” y el “scalping” en Aragón

Esta organización criminal itinerante se dedicaba al robo de relojes de alta gama y joyas mediante el método del “abrazo amoroso” y del “scalping”
photo_camera Esta organización criminal itinerante se dedicaba al robo de relojes de alta gama y joyas mediante el método del “abrazo amoroso” y del “scalping”

Agentes de la Policía Nacional, en una operación conjunta con los Mossos d´Esquadra, han desarticulado una organización criminal itinerante dedicada al robo de relojes de alta gama y joyas mediante el método del “abrazo amoroso” y del “scalping”. Hasta 16 personas han sido detenidas por su implicación en 35 robos con este método en lugares como Zaragoza, Huesca y Calatayud. Según ha informado la Policía Nacional, también actuaban en Barcelona y Valencia y todos los miembros han sido enviados a prisión.

Mediante el método conocido como “abrazo amoroso”, una o dos mujeres abordaban a personas, generalmente de edad, a las que abrazaban alegando ser un conocido del barrio o de la familia para, mientras tanto, sustraerles relojes o joyas. Después, las autoras abandonaban el lugar en un vehículo, conducido por una tercera persona que las esperaba en las inmediaciones.

Por su parte, con el método del “scalping” distraían a personas mayores mientras sacaban dinero en cajeros automáticos y así podían observar el pin de seguridad de la tarjeta bancaria. Acto seguido, les sustraían la tarjeta y realizaban reintegros en otros cajeros por el importe máximo permitido.

Los hechos se remontan a julio de 2021, cuando comenzaron estos robos en la ciudad de Zaragoza, por un breve espacio de tiempo, y retomaron su actividad en abril del año pasado, cuando los integrantes de esta organización realizaron una “incesante actividad”, según fuentes policiales. Las investigaciones llevadas a cabo por Policía Nacional y Mossos d’Esquadra se conectaron cuando se observó que los autores de todos estos robos eran miembros de una misma organización delictiva pertenecientes a un clan familiar perfectamente estructurado.

Por ello, se les imputan delitos de robo con violencia, hurto, pertenencia a organización criminal, falsedad documental, blanqueo de capitales y agresión sexual -los objetos ilícitamente obtenidos superan los 250.000 euros sólo en Zaragoza-.

En total, se han llevado a cabo siete registros domiciliarios en los que se ha intervenido documentación falsa, teléfonos móviles y joyas, entre otros efectos.