El Gobierno analiza 200 muestras del Valle de Cuelgamuros posiblemente relacionadas con cadáveres de Aragón

El secretario de Estado de Memoria Democrática tiende la mano al Ejecutivo aragonés para buscar un acuerdo antes de recurrir al Constitucional
valle-cuelgamuros
photo_camera Calculan que ahí se habrían enterrado a unas 33.000 personas

El Gobierno de España está analizando en estos momentos unas 200 muestras encontradas en el Valle de Cuelgamuros que podrían estar relacionadas con cadáveres llevados desde Aragón. Calculan que ahí se habrían enterrado a unas 33.000 personas, de las cuales 12.000 estaban en fosas comunes y sin identificar, ni su nombre ni su localidad, mientras que 21.000 corresponden con miembros del bando nacional, enterrados en cajas individuales, que sí estarían documentadas.

Así lo ha transmitido este viernes el secretario de Estado de Memoria Democrática, Fernando Martínez, durante la reunión que ha celebrado con asociaciones memorialistas y de víctimas, que han asegurado sentirse “desamparados” por el Gobierno aragonés tras la derogación de la Ley de Memoria Democrática.

En este sentido, Martínez ha vuelto a tender la mano al Ejecutivo autonómico para reunirse y buscar un acuerdo por la memoria democrática, aunque ha advertido de que, si no “hay marcha atrás”, presentarán el recurso al Tribunal Constitucional. “Lo vamos a intentar, pero, si el Gobierno de Aragón continúa en sus trece, no tendremos otro remedio que recurrirlo por inconstitucionalidad, fundamentalmente porque conculca valores de derechos humanos ratificados por España”, ha subrayado.

Del mismo modo, Martínez ha garantizado que el Gobierno central actuará y aplicará la norma nacional para salvaguardar los derechos de las víctimas y sus familias, lo que permitiría que todos los lugares de memoria declarados en la comunidad autónoma pasarán a formar parte del inventario estatal.

El secretario de Estado ha indicado que la derogación la ley aragonesa contiene aspectos como negar cualquier homenaje a personas que fueron prisioneras y represaliadas en campos de concentración nazis; elimina el mapa de fosas y retira el inventario de lugares de memoria que se estaba implementando en la comunidad. “No obstante, se seguirá trabajando en este inventario, así como en la aplicación rigurosa de la Ley de Memoria Democrática de forma proactiva, porque se está vulnerando el derecho internacional y los derechos humanos”, ha recordado.