La DPZ convoca nuevas ayudas a la memoria democrática dotadas con hasta 400.000 euros

Este viernes ha entrado en vigor la derogación de la Ley de Memoria Democrática, aprobada por el Gobierno de PP y Vox en Aragón, y la entidad desea continuar con el desarrollo de proyectos de exhumaciones o actos de dignificación de las víctimas de la Guerra Civil
memoria
photo_camera Las ayudas permitirán continuar con el desarrollo de proyectos de exhumaciones

La memoria democrática sigue en el punto de mira y es que este viernes ha entrado en vigor la derogación de la Ley de Memoria Democrática aprobada por el Gobierno de PP y Vox en Aragón. Para continuar con el desarrollo de proyectos de exhumaciones o actos de dignificación de las víctimas de la Guerra Civil, la Diputación Provincial de Zaragoza ha presentado una nueva partida de ayudas con un presupuesto inicial de 200.000 euros, ampliable hasta los 400.000 euros.

Esta cantidad duplica la que se venía destinando hasta el momento para este tipo de ayudas, que se llevan convocando desde 2016 y que ya han permitido realizar más de 50 acciones de memoria democrática. “Esta línea de ayudas busca continuar apoyando a las asociaciones memorialistas para que al menos cuenten con un respaldo económico y puedan continuar con la labor que vienen realizando y que de alguna forma no caigan en el olvido”, ha justificado el diputado delegado de Memoria Democrática de la DPZ, Rubén Estévez.

dpz
El diputado delegado de Memoria Democrática de la DPZ, Rubén Estévez, ha presentado la nueva partida de ayudas

Entre los objetivos de estas ayudas, Estévez ha resaltado el fomento de los valores y principios democráticos, la contribución al derecho de las familias de las víctimas a la recuperación de sus familiares y la debida reparación moral, favorecer el esfuerzo de asociaciones, entidades privadas o analógicas sin ánimo de lucro en la búsqueda de personas desaparecidas durante la Guerra Civil y la dictadura y posibilitar la realización de trabajos arqueológicos, de investigación o divulgativos, así como encuentros que favorezcan la reparación moral.

Es por ello que se han ideado dos tipos de ayuda en la convocatoria. La primera de ellas es prioritaria, ya que va destinada a las exhumaciones, recogida de testimonios, excavaciones arqueológicas, identificación de bebés robados o análisis de ADN. La segunda línea está dedicada a fomentar las acciones de dignificación, así como los encuentros, explicaciones o publicaciones que tengan carácter de reparación moral.

A la convocatoria pueden presentarse asociaciones, instituciones privadas, fundaciones o entidades análogas (todas ellas sin ánimo de lucro) y entre cuyos fines se recoja la recuperación de la memoria histórica. También podrán ser beneficiarias las entidades que investiguen y recuperen aspectos relacionados con la memoria histórica, así como aquellas que se dediquen a la búsqueda por conocer la verdad de los bebés robados. Todas ellas deberán tener su sede en la provincia de Zaragoza.

Por cada entidad sin ánimo de lucro solicitante sólo se podrá presentar un programa que constituya todas aquellas acciones que se desean realizar y la subvención máxima que se podrá conceder (hasta el 80% del presupuesto presentado) será de 20.000 euros en el caso de la línea de exhumaciones y de hasta 6.400 euros, para dignificaciones, exposiciones, encuentros y publicaciones. El plazo para solicitar las ayudas finaliza el 3 de abril.