Javi Martínez dice adiós al Huesca con recuerdos, felicidad y reflexión

El centrocampista, propiedad del Osasuna, se despide con una extensa carta de Huesca club, ciudad y provincia
Javi Martínez considera que ha sido su mejor temporada. Foto: S.D. Huesca.
photo_camera Javi Martínez considera que ha sido su mejor temporada. Foto: S.D. Huesca.

Javi Martínez fue el último jugador de la S.D. Huesca en atender a los medios de comunicación en la previa de partido este curso. Fue el pasado jueves y entonces sus palabras dejaban claro su destino: volver a Osasuna, su club de procedencia. Tras finalizar oficialmente la temporada y con el inicio de las vacaciones para los futbolistas y el trabajo para los directores deportivos, Javi Martínez se dirige a la afición, al club y a la cuidad para despedirse de todos ellos. El centrocampista ha escrito una extensa y emotiva carta.

“En el plano meramente futbolístico, la obviedad reza que es necesario algo más que la fortuna para sacar adelante una temporada en 2ª División. El valor añadido de este equipo no ha sido otro que el grupo, un grupo de chavales dispuestos a sacrificar el individuo en pro del colectivo”, comenzaba analizando el futbolista, que aseguraba que las 20 porterías a cero “hablan por sí solas”.

Posteriormente pasa al agradecimiento. Primero a los compañeros, con quien saltaría a “morir por la permanencia”, también al cuerpo técnico por dotar “al equipo de una personalidad”. Sin olvidarse de su familia, Elena y Juan.

TEMPORADA A NIVEL PERSONAL

“Esta ha sido la mejor temporada de mi carrera. Regresé a Huesca con el objetivo de mostrar el tipo de futbolista que soy y el cuentakilómetros me dice que lo he conseguido”, asegura en su escrito Javi Martínez.

Igualmente, analizaba la dificultad a nivel mental con “momentos de duda y mucha crítica y un cambio de entrenador” que se añaden a la “carga emocional”. Sin embargo, expresa que el esfuerzo vale la pena por dejar a Huesca en el fútbol profesional, “donde merece estar”, confiesa.

ESTAR EN HUESCA

El futbolista ha mostrado nostalgia y emoción por recordar lo feliz que ha sido en Huesca, algo a lo que “han contribuido” compañeros y familias, y recuerda numerosos momentos vividos como las barbacoas después de victoria, las cenas con vino después de derrota o las tardes de Party Go, entre otras cosas.

“No me cabe duda de que desde el primer día que me acerqué a “la hoya” sentí una sintonía especial. No sé si procedente de encontrarme en otro reducto de la España desfavorecida, de la que yo procedo, o por la cercanía y relación existente con la CCAA de la que procede mi fútbol. El caso es, que lo sentí”, explicaba sentimentalmente.

Además, valora la cercanía con Zaragoza o los lugares que ha descubierto en la provincia: Vadiello, Río Alcanadre, Embalse de la Peña, Broto o la ermita de Santa Elena.

El soriano recordaba al servicio médico, utilleros, prensa y readaptación, a Maribel, la pequeña Lucía o los chicos de la esquina superior de la Cerámica.

LA REFLEXIÓN

Javi Martínez soltaba una reflexión sobre la situación actual del club y la afición: “Siento que en Huesca se le ha dado mucha normalidad a formar parte de esta categoría y no hay que perderle el respeto. Hay que valorar, y mucho que una ciudad con esta población esté luchando en igualdad de condiciones con otras de mayor entidad”.

Así pues, apela a “aceptar” la “nueva realidad y confiar en un proyecto que ya ha empezado a dar sus frutos”, así como recuperar la unión afición-plantilla.

EL CLUB DESPIDE A LOS CEDIDOS

Este miércoles, la S.D. Huesca ha despedido a los jugadores cedidos en sus redes sociales con un mensaje claro de “Gracias”. Al propio Javi, se le unen Elady, Bolívar, Obeng y Balboa.