El curso de la S.D. Huesca en cifras y sensaciones

Algunas cifras y datos explican el curso del equipo oscense, con varios nombres propios 
La temporada del Huesca deja muchas cifras de análisis. Foto: LaLiga Hypermotion.
photo_camera La temporada del Huesca deja muchas cifras de análisis. Foto: LaLiga Hypermotion.

Capítulo cerrado. La S.D. Huesca dejó atrás este domingo un curso de muchas turbulencias, pero con final feliz, que es lo importante. Así pues, comienza el trabajo en el Alto Aragón para poner los cimientos de la próxima temporada, en la que aficionados y plantilla, esperan sufrir algo menos y mejorar un curso que ha sido el peor de los últimos años.

Turno de balance. De ver errores, hacer autocrítica y confeccionar la plantilla. El primer pilar, el del entrenador, ya está colocado. Antonio Hidalgo seguirá al frente de la S.D. Huesca. Mucho mérito al catalán, que cogió el relevo de Cuco Ziganda y dio oxígeno al cuadro azulgrana con un convincente discurso de urgencia máxima y tensión al límite.

Dos entrenadores han pasado por el conjunto aragonés durante la temporada. Un cambio necesario por el rumbo que llevaba en octubre. El Huesca vivió un gran cambio y con él llegó a estar once partidos sin perder, claves en la consecución final del objetivo. Pero para esta salvación, muchos otros aspectos han sido importantes. También nombres. Álvaro Fernández, Miguel Loureiro o Jorge Pulido. Los hombres con más minutos y pilares fundamentales del equipo.

El del primero es, quizás, el que más se valora. Álvaro Fernández ha firmado su evolución en una temporada que le coloca como los mejores de la categoría. El guardameta sumó este domingo ante el Levante su partido número 100 con la S.D. Huesca. Recibió la ovación y el cariño, y también se despidió del Alcoraz, su “segunda casa”. Pretendientes no le van a faltar para dar un salto en su carrera.

Álvaro Fernández cumplió 100 partidos en Huesca. Foto: LaLiga Hypermotion.
Álvaro Fernández cumplió 100 partidos en Huesca. Foto: LaLiga Hypermotion.

LAS ESTADÍSTICAS

Varias cifras reflejan la temporada del conjunto oscense. Pobre en ataque y rico en defensa. Igual que como local y visitante. La S.D. Huesca es el equipo que menos disparos ha realizado de toda la categoría (299). En consecuencia, es el tercero menos goleador, con 36 tantos a favor. Los únicos con menos son Alcorcón y Andorra, descendidos.

No obstante, la carencia en ataque se ve compensada por la seguridad atrás. El muro oscense ha sido su característica principal y ha sido el segundo equipo menos goleado de Segunda División, por detrás del líder, el Leganés. Por eso, Álvaro Fernández se ha revalorizado tanto. 19 porterías a cero sumó el riojano, a la que se une para los oscenses la última firmada ante el Levante con Juan Pérez, siendo un total de 20.

La zaga del Huesca ha resistido asedios, pero siempre firme. De hecho, observando algunas estadísticas, es la plantilla con más despejes acumulados, un total de 986.

LOCAL Y VISITANTE, LAS DOS CARAS DE LA MONEDA

Otra de las tónicas más repetidas durante la campaña ha sido el debe en casa. El Alcoraz apenas ha visto ganar a su equipo en cinco ocasiones. El Huesca es el peor local de la liga, sin duda, un problema a resolver para el futuro. Un porvenir en el que mantener los números a domicilio, donde sí ha cumplido con creces. Los de Hidalgo han sido el segundo mejor visitante.

LA PEOR TEMPORADA DESDE EL DESCENSO

Ni 50 puntos ha sumado este curso la S.D. Huesca. Se ha quedado uno por debajo de esa supuesta meta que marca la salvación. Le ha valido con menos, de hecho, le valió con los 48 que sumó en la jornada 41. Finalmente fueron 49 que han dejado a los oscenses decimoséptimos en la tabla y se trata de la peor temporada desde el último descenso a Segunda. El curso pasado fue algo mejor, con 52 puntos sumados y siendo decimoquintos. La anterior, la 21/22, también ligeramente mejor, aunque en ese momento era un recién descendido (13º con 54 puntos).