El temporal de nieve obliga a aplazar el Real Zaragoza - Andorra

La nieve caída en la capital aragonesa ha cubierto el campo de un manto blanco 
romaredanieve
photo_camera La Romareda quedó cubierta con un manto blanco

El temporal ha causado estragos en la capital aragonesa y el Real Zaragoza no ha sido ajeno. La cantidad de nieve que ha ido cayendo a lo largo del día en el Estadio de La Romareda ha provocado la suspensión del choque que el cuadro aragonés tenía previsto para las 20.30 horas. De hecho, ha sido sobre esa hora cuando el colegiado ha tomado la decisión definitiva. El manto blanco sobre el césped imposibilitaba el juego, así que la decisión ha sido irrevocable. Todavía no se conoce la fecha definitiva en que se disputará el duelo, que ha de recuperarse cuanto antes.

Todo en medio de una tarde de locura en el Estadio Municipal de La Romareda, teniendo en cuenta que se han valorado todas las opciones posibles. Por momentos parecía que se jugaba, en otros que no, o incluso disputarse este viernes pero más tarde de lo previsto. Los más interesados en jugar eran las televisiones, y los que menos, el Real Zaragoza. De hecho, en la primera comunicación oficial que ha dado el club ya se ha avisado claramente de que apostaban por aplazarlo si las condiciones suponían un riesgo para los profesionales y los aficionados.

 

CRONOLOGÍA DE LA SUSPENSIÓN

A primera hora de la tarde ya se divisaba una inmensa cantidad de nieve sobre el terreno de juego que ponía ojo avizor al entorno de La Romareda. Ha sido en torno a las 18.30 cuando el área de prensa ha dado el primer mensaje a los periodistas. No mucho antes han comenzado los trabajos en el Municipal zaragozano, que presentaba un aspecto de gran belleza a la vista, pero impracticable para jugar a fútbol. Eran las 19.00 horas y los dos equipos se encontraban ya dentro del estadio, todavía sin la quitanieves.

Precisamente sobre las 19.10 ha llegado el aparato, muy tarde para ser una máquina que no ha habido que ir a buscar fuera de la capital aragonesa. Era de Zaragoza, pero no ha sido hasta entonces cuando se ha internado en el municipal zaragozano. 20 minutos después se levantaron las persianas para el acceso a los aficionados, que pudieron contemplar el panorama. Para entonces ni siquiera habían llegado las palas a La Romareda, comenzado a poder utilizarse tardísimo, en torno a las 20.15 horas. Así que, a partir de ahí, los esfuerzos fueron inútiles.

Han sido alrededor de las 20.40 cuando los árbitros, los delegados de La Liga y los dos clubes han decidido que no se iba a jugar. Eso sí, el Andorra se ha mostrado molesto con la decisión. No más que los aficionados que han acudido al estadio, avisados por megafonía de que finalmente no iba a disputarse el encuentro.

DESCONTENTO EN EL ZARAGOCISMO

La realidad es que todas partes han dejado un serio descontento a la afición zaragocista, que no merece el trato recibido en la tarde de este viernes. La Liga ha querido jugar por todos los medios un partido llamado a suspenderse. Pero la realidad es que la nieve ha comenzado a caer al mediodía. El club no se ha dirigido de forma oficial a sus aficionados hasta que ha anunciado el retraso del duelo, pasadas las 20.00 horas y estando fijado a las 20.30. Y eso no lo merece la afición blanquilla.

Ahora se trata de buscar una nueva fecha para el duelo. Y a ambos conjuntos les interesa jugar pronto para no quedarse cerca de los puestos de descenso tras esta jornada. El Real Zaragoza pierde por ahora la posibilidad de acercarse a la zona alta de la clasificación y queda con un partido pendiente por disputar. Que, por cierto, el zaragocismo espera en un horario digno.