"No pitaría nunca a mi equipo. Lo que dura el partido es para animarnos", dice Escribá

“No pitaría nunca a mi equipo. Lo que dura el partido es para animarnos”, ha asegurado el entrenador, Fran Escribá
Fran Escribá y Generelo en el banquillo del Martínez Valero
photo_camera Con siete puntos de 30, el Real Zaragoza, necesita reaccionar de forma inmediata. Foto: LaLiga

El Real Zaragoza y la Sociedad Deportiva Huesca preparan un duelo aragonés con fecha este sábado que va adquiriendo tonalidad importante. Y La Romareda lo sabe. Ahora bien, tampoco olvida la situación de un equipo que acaba de sufrir una de las derrotas más sonrojantes de su historia. ¿Cómo reaccionará el respetable? Dependerá del transcurso del partido. Eso sí, el entrenador blanquillo tiene claro, aunque no sea una petición, lo que haría. Y lo que no. “No pitaría nunca a mi equipo. Lo que dura el partido es para animarnos”, ha asegurado.

En cualquier caso, es una cuestión que no le preocupa porque Fran Escribá tiene “respeto” a las decisiones de la afición. “Si alguien no ha fallado han sido ellos”, ha afirmado declarando que su equipo sí lo ha hecho en alguna ocasión. Se está portando “de manera espectacular” y desean una victoria para devolver “algo” de lo que le deben, que es “bastante”. “Me gustaría, y no es una petición, contra un equipo que hay rivalidad, estar muy unidos. Es un día para eso y ojalá terminemos celebrando la victoria”, ha señalado.

Estar unidos “desde el minuto 1” sabiendo que “habrá gente que mostrará su descontento” es importante para un Escribá que se aferra a un clavo ardiendo. “Nunca pitaría a mi equipo. Lo que dura un partido es para animarnos y nosotros dar. Si queremos recibir, es lo primero”, ha afirmado el técnico del Real Zaragoza. Convencido de que los jugadores buscarán desde el inicio “dar una alegría” a la afición y “recuperar el cariño” mostrado a principio de temporada, a Escribá solo le vale la victoria.

Porque esta semana se falló en Liga y Copa, y así, el míster ha quedado muy tocado. Es algo que, en menor medida, también afecta al director general y al deportivo de cara a la afición. “Hablo todas las semanas con Juan Carlos, que está en casi todos los entrenamientos, y antes o después hablamos. Raúl lo mismo. No hemos tenido sensación de hablar mas que otra semana, hemos hablado lo mismo”, ha explicado sobre esta cuestión.

De hecho, mantienen la confianza, según Fran Escribá. “Sí. Sé la confianza que tiene el club en mi”, ha respondido el técnico. Además, ha hecho referencia a que el año pasado revirtió una complicada situación y este año comenzó de manera inmejorable. Todo ello es cierto, como lo es que chirría achacar una racha de siete puntos sobre 30 y una eliminación contra un equipo de quinta categoría en Copa a “situaciones anómalas que a veces ocurren”, como ha manifestado. “A veces ocurren, pero en la entidad piensan como nosotros, exactamente igual”, ha sostenido.

“De repente ganaremos y todo cambiará”, ha señalado. Y toca hacerlo en La Romareda, ante esa afición que no falla. A pesar de que los jugadores decepcionaron gravemente frente al Atzeneta, está la oportunidad de comenzar a revertir la situación contra el Huesca. Sería el primer paso para devolver una tranquilidad que, en estos momentos, está absolutamente perdida en la afición. Pero que el Real Zaragoza, que apunta a jugársela este fin de semana, está perfectamente capacitado para devolver.