Fran Escribá: "¿Destitución? No creo que vaya a suceder"

El Real Zaragoza afronta su tiempo más difícil desde que entró la propiedad extranjera con Fran Escribá en el punto de mira
Fran Escribá en sala de prensa
photo_camera Fran Escribá no cree que vaya a ser destituido ni que se la juegue contra el Huesca, según ha afirmado

El Real Zaragoza afronta su momento más complicado desde la llegada de la propiedad extranjera con un hombre en el punto de mira: Fran Escribá. El entrenador se encuentra en horas difíciles, pero no se plantea una salida a pesar del ridículo histórico en Onteniente ni de una racha que ha de revertir de forma inmediata. Se le ha cuestionado por la situación, por si cree que este sábado puede dirigir su último partido, pero tiene pleno convencimiento en su equipo. “No creo que vaya a suceder”, ha asegurado.

Con un “no” ha respondido también si se la juega contra el Huesca. Y sobre una posible decisión de marcha en caso de no convencer, tampoco se ha mojado mucho. “Si llega ese momento contestaré encantado. No creo que vaya a ocurrir porque estoy convencido de que vamos a hacer las cosas mejor y vamos a salir de este momento. Cuando llegue, lo diré”, ha afirmado. Escribá llegó a Zaragoza “con una ilusión tremenda”, algo que mantiene. “Sigo con ella, no vine por contrato. Lo fácil hubiese sido esperar a que me hubiesen salido cosas posiblemente desde otro punto de vista mejores, pero estaba ilusionado”, ha asegurado.

Y a pesar de encontrarse en la cuerda floja, sigue “encantado”. Está en “una ciudad, un club, un sitio” que le hace estar a gusto. Ni quiere que suceda su destitución ni cree que vaya a pasar: “Soy positivo y estoy convencido de que va a salir adelante”. Por otra parte, Escribá asegura que su situación “no es la más complicada” de su carrera. Tan cierto es eso como que un rival de Tercera RFEF, quinta división, le sacó los colores hace apenas tres días. Historia negra del club de la que forman parte de manera inevitable.

Manteniendo el discurso optimista, ha recordado su segunda etapa en el Elche, que lo consideraba “insalvable”, pero que terminó sacando adelante. Lo ve “más duro”, pero por otra parte, la plaza aragonesa también es mucho más exigente. “Estoy absolutamente convencido de que lo vamos a sacar y lo vamos a sacar bien. No tengo ninguna duda”, ha insistido antes de matizar que entiende la tristeza y las dudas.

De esta forma, ni compartía esa euforia inicial ni el espíritu alicaído. Lo que sí ha hecho es defender el compromiso de sus jugadores y del cuerpo técnico. Y “no solo aquellos nacidos o criados aquí”. “Hay una confianza mutua absoluta entre el cuerpo técnico y la plantilla en que esto lo sacamos”, ha resumido. La realidad es que eso debe trasladarse de forma inmediata al campo y, especialmente, a los resultados. Porque un duelo contra el Huesca no puede saldarse con algo que no sea la victoria. Capacidad hay y toca demostrarlo de forma inmediata.