La política hídrica y el fantasma de los trasvases no descansan por San Jorge en el Congreso

Teresa Ribera responderá a una pregunta de Vox y colea la petición del Pacto Nacional del Agua del PP, que han firmado tres diputados aragoneses 
La ribera del Ebro durante la crecida en Zaragoza. Foto: Andrés García
photo_camera La ribera del Ebro durante la crecida en Zaragoza. Foto: Andrés García

El de la política hídrica es un debate que salpica a Aragón cada cierto tiempo. Ha querido la actualidad política y la rutina del Congreso de los Diputados que ocurra también en su día, San Jorge. Mientras los aragoneses disfrutan de su festivo territorial y las Cortes celebran el acto institucional que concentrará a la plana mayor del Gobierno, oposición e incluso representantes en Madrid, la ministra Teresa Ribera se enfrentará a una pregunta de Vox sobre las medidas “para aprovechar los recursos hídricos de España”. Ella misma cerró la puerta a un trasvase del Ebro en presencia del presidente Jorge Azcón pero el ruido parece lejos de terminar.

No es la primera iniciativa de este tipo en los últimos meses. Hace pocas semanas, con el nivel del agua más alto, el grupo parlamentario pidió utilizar las crecidas para abastecer el Levante. Tampoco es competencia exclusiva de la capital, y es que la formación defendió en el último Pleno de las Cortes su tan nombrado Plan Hidrológico Nacional tanto en una Proposición No de Ley como en su turno de réplica a Azcón, que comparecía a petición del PSOE por las peticiones de su homólogo catalán, Alejandro Fernández.

Del “llevar el agua donde se necesite”, la demanda textual de Vox el pasado miércoles en el parlamento autonómico, al “reabrir un proceso político de negociación y adopción de un Pacto Nacional” que reza la iniciativa del Partido Popular que se debatirá próximamente. La oposición, y en especial el PSOE, no ha pasado por alto que la suscriben hasta tres diputados aragoneses. Se trata de Javier José Folch (Huesca) y los turolenses Raquel Clemente y José Alberto Herrero Bono. Otros trece representantes populares, y entre ellos el portavoz, Miguel Tellado, firman la propuesta.

DEBATE INTERNO

“Compartir entre todos los españoles la fuente de riqueza ambiental y económica que nos proporciona el agua ha sido y es el fundamento de la política del agua que el Gobierno del PP ha defendido para España”, figura en el texto. Es por esto que ahora, en situaciones de sequía, como sucede con Cataluña, “se hace más patente” esa “necesidad”. “Planificación”, “inversiones” o “infraestructuras” son otras de las palabras que rodean la Proposición, que en cualquier caso no alude de forma directa al trasvase del Ebro.

Es la línea roja reiterada por Azcón en el particular debate interno de los populares a nivel nacional, ya que Carlos Mazón (Valencia) o Fernando López Miras (Murcia) sí se han mostrado partidarios tanto de ese Plan como de otras fórmulas, caso del “minitrasvase” solicitado por Cataluña. “En Aragón no sobra agua, ha defendido el jefe de la DGA en repetidas ocasiones. “Un recurso esencial”, añadió en su última comparecencia pública con motivo de los actos por el Día de Aragón en Huesca.