Azcón refrenda su negativa al trasvase ante las peticiones de su partido en Cataluña

El presidente aragonés responde desde Madrid, antes de comparecer en el Senado, a la reclamación de su homólogo catalán Alejandro Fernández 
El río Ebro a su paso por Zaragoza durante la última crecida. Foto: Andrés García
photo_camera El río Ebro a su paso por Zaragoza durante la última crecida. Foto: Andrés García

“En Aragón no sobra ni una gota de agua”. Así ha ratificado el presidente aragonés Jorge Azcón la posición de su Gobierno ante las palabras del candidato popular a la Generalitat de Cataluña, Alejandro Fernández, que ha reavivado desde la región vecina el trasvase del Ebro en la precampaña autonómica. Sus demandas se suman a las de los mandatarios de Murcia o Valencia, también en manos del PP y, en este caso, Azcón ha salido al paso culpando a los gobiernos catalanes anteriores de desentenderse de las políticas hidráulicas y las infraestructuras que ahora podrían mitigar los efectos de la sequía prolongada.

Así las cosas, dice el líder de la DGA, “la posición de Aragón está clara” y no es otra que la reserva hídrica contemplada en el Estatuto de Autonomía y la voluntad expresa de “evitar las transferencias de agua”. “Este presidente no va a desdecirse”, ha insistido, y es que (en Cataluña) “han perdido el tiempo preocupándose de sus embajadas”.

No se quedan ahí las reclamaciones que chocan la posición del Gobierno regional. Tanto Partido Popular como Vox han registrado en el Congreso sendas peticiones al respecto. Los primeros, aunque sin hacer mención expresa al trasvase del Ebro, instan a Moncloa a “reabrir un proceso político de negociación y adopción de un Pacto Nacional por el Agua”. Desde la formación voxista, socios en el Pignatelli, reclaman utilizar las crecidas para abastecer el Levante.

PALESTINA, EL CASO KOLDO Y LAS LEYES DE MEMORIA

A las puertas del Senado, donde comparece en la Comisión de las Comunidades Autónomas para reiterar su rechazo a la Ley de Amnstía, el jefe del Ejecutivo ha atendido a distintas cuestiones. Sobre el reconocimiento de Palestina como Estado que ahora abandera el PSOE, considera que se debe priorizar la resolución del conflicto y la crisis humanitaria con la intervención de la ONU. Las cuestiones diplomáticas, señala, deben ser un asunto para más adelante.

La actualidad pasa también por la Comisión de Investigación sobre el Caso Koldo impulsada por el PP en la citada cámara alta. Unas sesiones que además estarán presididas por Eloy Suárez, senador popular designado por las Cortes de Aragón el pasado verano junto al expresidente Javier Lambán. “Tienen que venir todos aquellos que tengan información para desvelar un caso de corrupción gravísimo”, ha valorado Azcón. También la mujer de Pedro Sánchez, Begoña Gómez, siempre que “tenga información”. “Sus problemas no tienen que ver con las mascarillas”, ha apostillado, sobre los presuntos tratos de favores a empresas para acceder a contratos públicos.

En Madrid se ha referido también al recurso contra la derogación de la Ley de Memoria Democrática y la guerra judicial entre el Gobierno de España y las coaliciones de PP y Vox, una de ellas Aragón. “El PSOE entiende como memoria la confrontación y yo como reconciliación”, ha comentado, para después volver a acusar a los socialistas de “instrumentalizar” la figura del dictador Franco.