PLENO DE LAS CORTES

Azcón reitera su “frontal” rechazo al trasvase ante las declaraciones de otros barones del PP

El PSOE ha puesto el foco en las declaraciones de otros barones del PP reclamando un trasvase del Ebro
azcon-perez-cortes
photo_camera Pérez considera que Azcón ha quedado como un “peso pluma” dentro de su partido frente a otros barones

“La posición inamovible es que en Aragón nunca apoyaremos un trasvase del Ebro”. Con estas palabras, el presidente del Ejecutivo autonómico, Jorge Azcón, ha vuelto a mostrarse “frontalmente en contra” de “cualquier tipo de trasvase” del Ebro, después de las recientes declaraciones del candidato del PP a la Presidencia de la Generalitat, Alejandro Fernández, mostrándose a favor de la salida de agua del río en plena precampaña electoral en Cataluña, además de otros barones populares.

Así lo ha ratificado este miércoles en el Pleno de las Cortes, en una comparecencia solicitada por la portavoz del PSOE, Mayte Pérez, quien ha reclamado al presidente que se comprometa “por escrito” en este rechazo al trasvase, ante las “amenazas reales” tanto de su propio partido como por su socio de Gobierno. “No entiende que la amenaza de los de fuera, de los suyos, exige que su posicionamiento sea rotundo. Nos preguntamos si Vox estaría dispuesto a estar expulsados por defender los intereses de Aragón por encima de los de su partido. ¿Con quien está Vox, con su líder Abascal o los intereses de esta tierra?”, ha sostenido.

Del mismo modo, Pérez considera que Azcón ha quedado como un “peso pluma” dentro de su partido frente a otros barones como el catalán Fernández, el valenciano Mazón o el murciano López Miras, unos “pesos pesados” en el PP que “le han ganado el relato”. “Con amigos como estos, no hace falta enemigos. El PP ha sido siempre perseverante. Lo malo para Aragón es que no son declaraciones territoriales, sino que coinciden con la política estructural del PP en la gestión del agua. Lo hicieron y lo volverán a intentar. A Feijóo se le empieza a ver la patita”, ha expuesto.

EL TRASVASE, “IMPOSIBLE”

Ante ello, Azcón ha sido rotundo y ha remarcado la posición “inamovible” y “frontalmente en contra” del Gobierno de Aragón al trasvase del Ebro, para lo que ha aprovechado la negativa de la ministra Teresa Ribera y las políticas de Europa. “La UE no va a estar a favor de las transferencias de agua por su elevado impacto ambiental y porque existen alternativas menos gravosas. Aunque en muchas ocasiones, con táctica política de por medio, pongamos el foco en otras cuestiones, cuando hablamos de la directiva marco del agua, su posición y la mía es apoyarla”, ha señalado.

Igualmente, el presidente aragonés ha incidido en la necesidad de agua del campo aragonés, con “1.500 millones de euros” de pérdidas por la sequía en 2023. “Aunque el inicio hidrológico ha sido positivo y los embalses de la margen izquierda están llenos, nadie puede asegurar que la extrema sequía no vuelva a repetirse. Hablamos de mayores periodos de sequía, y de precipitaciones intensas en cortos periodos de tiempo”, ha advertido.

Además, Azcón ha dejado también claro que el trasvase fue una “línea roja” del pacto de Gobierno de PP y Vox, y que ambas formaciones aceptaron que este tema no se mencionaría en ninguno de los acuerdos futuros. “Hay discrepancias y las seguirá habiendo, pero créanme. La posición del Gobierno de Aragón es que estamos en contra de cualquier trasvase y defenderemos que no sobra ni una sola gota de agua”, ha añadido, ofreciendo al PSOE “grandes líneas de consenso” en torno al agua.

VOX, PARTIDARIO DE “LLEVAR EL AGUA A DONDE SE NECESITE”

Por su parte, desde Vox se han reivindicado como “el único partido con una clara política nacional”, que pasa por “un debate nacional” en torno al agua, “llevando agua a donde se necesite”, para “poner fin a enfrentamientos entre comunidades”. “El PP se opone en Aragón pero lo reclama en Valencia, Murcia y Cataluña. El PSOE lo niega en Aragón, pero lo defendía en Valencia cuando gobernaba hace cuatro días. Esta guerra divide y casi todos pierden porque no se aprovecha el agua”, ha incidido su portavoz, Santiago Morón.

En este sentido, para esta formación, los “enemigos” de los agricultores aragonés no están en Cataluña, Valencia o Murcia, sino vestidos de traje en Bruselas. “Es el ecologismo radical y las políticas globalistas de la Agenda 2030 y el Pacto Verde de Bruselas los que acaban con la ganadería en Europa. No se miren tanto el ombligo, y miren más a España y Europa”, ha aseverado.

LA OPOSICIÓN DUDA DEL COMPROMISO DE AZCÓN

Mientras, el resto de la oposición ha sembrado dudas sobre la firmeza de los compromisos de Azcón contra el trasvase. El portavoz de CHA, José Luis Soro, ha puesto el foco en la división con Vox y en la “ambigüedad” de Feijóo. “Está obligado a velar en contra de los trasvases. El problema es que está usted solo, rodeado de sus hermanos y primos que sí están a favor del trasvase. En el PP, en Valencia y Cataluña están a favor del trasvase. Quien le iba a decir que en quien más puede confiar es en la señora Ribera”, ha afirmado.

A su vez, Tomás Guitarte, de Teruel Existe, ha pedido “unión” en Aragón en contra del trasvase, amparándose en “la razón científica” y en las diferencias de caudales dentro de la Comunidad. “Los embalses del Pirineo oscense están llenos, mientras el Maestrazgo o Matarraña sufren una sequía aguda. El agua está mal distribuida internamente. Demandamos una microrregulación con balsas laterales del Matarraña para crear recursos hídricos donde casi no existen”, ha reclamado.

Finalmente, Andoni Corrales, de Podemos, no se cree a Azcón y asegura que su rechazo al trasvase durará hasta que “lleguen papá Feijóo o mamá Ayuso” y digan “agua para Murcia”. Igualmente, Álvaro Sanz (IU) considera que deben ser “responsables” con el agua y “dejar de generar frustraciones” en Valencia y Murcia, mientras que Alberto Izquierdo (PAR) se ha ofrecido a Azcón a “apoyarle” en contra del trasvase.