Críticas de “escándalo” y “barra libre a las energéticas” a los nuevos impuestos a las renovables

Desde Chunta cuestionan que se bonifiquen al 99% los proyectos que estén vinculados a un PIGA
renovables
photo_camera Con este impuesto, la DGA espera recaudar entre 30 y 50 millones de euros cada año

El nuevo impuesto a la implantación de energía renovable ha suscitado importantes críticas en la primera oportunidad que la oposición ha tenido para cuestionar su puesta en marcha. Desde Chunta Aragonesista, a lo que se han sumado el resto de partidos, han tildado de “escándalo” que se permita la bonificación del 99% a aquellos proyectos vinculados al desarrollo de un PIGA, ya que consideran que únicamente afectará a los “pequeños y medianos”, mientras que “se escaquearán” las “grandes energéticas”.

Así lo ha transmitido el portavoz aragonesista, José Luis Soro, en la comparecencia del director general de Tributos, Francisco Pozuelo, a quien han echado en cara que haya sido demasiado laxo en la elaboración de este impuesto ambiental, que define como “regalo fiscal”. “El Gobierno ha sucumbido a la presión de las grandes empresas energéticas. En cada reunión perdíamos ingresos públicos. Los PIGA deben servir para incentivar proyectos, no para condonar proyectos”, ha expuesto el exconsejero de Vertebración del Territorio, insistiendo en su rechazo a la “barra libre” a las energéticas.

A estas críticas se han sumado partidos como Teruel Existe, que lleva por bandera su rechazo a la implantación de macroproyectos de renovables, y que lamenta que parte de la recaudación no se destine a la lucha contra la despoblación. “Las bonificaciones deben ir vinculadas a proyectos sociales reales y de verdad, no a proyectos de maquillaje que las empresas redactan para llegar a los mínimos que tienen la obligación de cumplir. Es una y otra que se va sumando”, ha expuesto la diputada María Pilar Buj.

Por su parte, Álvaro Sanz, de Izquierda Unida, ha criticado el “desmantelamiento” de los tributos propios por la política de rebaja fiscal del Gobierno PP-Vox, que se ha visto en los 400 millones de déficit estructural que mencionó la Cámara de Cuentas en su informe de 2022. Mientras, el socialista Óscar Galeano ha cuestionado si esta senda es compatible con la recuperación de las reglas de estabilidad que va a exigir Bruselas.

LAS BONIFICACIONES, ÚNICAMENTE PARA CONSUMO PROPIO

Ante las críticas, el director general de Tributos ha explicado que esa bonificación al 99% únicamente se aplicará a los proyectos que diseñen las empresas para su propio autoconsumo, y no para conectarse a la red. “No se va a bonificar que se establezca una empresa eólica o fotovoltaica para generar electricidad para verter a la red, en ningún caso. Iría en contra de la estructura y el espíritu medioambiental”, ha detallado Pozuelo.

Por otro lado, el responsable de Tributos, que ya ocupó este cargo en el cuatripartito de Lambán, ha asegurado que las medidas fiscales adoptadas en el Presupuesto de 2024 apenas tendrán impacto en las arcas autonómicas. En concreto, ha expuesto, la ampliación de Patrimonio se estima en 18 millones, la deflactación del 5% de IRPF suponen 28 millones y la reducción de Sucesiones afecta en 1 millón, mientras que las entregas a cuentas por IRPF crece en 130 millones y la recaudación del IVA aumenta en 70 millones. “El establecimiento de estas medidas en favor de contribuyentes y familias no tiene coste recaudatorio global”, ha afirmado.

FINANCIACIÓN EUROPEA PARA DIGITALIZAR LA GESTIÓN TRIBUTARIA

Finalmente, Pozuelo ha anunciado la puesta en marcha de un plan para digitalizar la gestión tributaria con fondos europeos, que se basará en una administración interna “sin papeles” y “más segura”, un mayor control en la lucha contra el fraude fiscal y, sobre todo, una mejora en la asistencia al ciudadano de todo el territorio. “Apostamos por la multicanalidad, de forma que el contribuyente el que elija, entre una batería de posibles medios, cuál se adapta mejor a sus necesidades, bajo el principio de que ninguna persona o empresa esté en peores condiciones que otras en función de su lugar de residencia”, ha añadido.

Más en POLÍTICA