Aragón delimitará por ley las zonas donde instalar energía renovable

El Ejecutivo trabaja en una directriz para cerrar las zonas donde habilitar la instalación de nuevos parques y donde quedará prohibida su instalación
energia-renovable
photo_camera La ordenación de las renovables es una de las prioridades del Gobierno PP-Vox en esta legislatura

El Gobierno de Aragón esta trabajando en una directriz, que posteriormente puede adoptar rango de ley, para ordenar el despliegue de las renovables en el territorio, con el objetivo de que esté preparada antes de fin de año. Para ello, la Vicepresidencia de Desarrollo Territorial ya está en conversaciones con la Dirección General de Energía y Minas para cerrar las zonas donde habilitar la instalación de nuevos parques y donde quedará prohibida su implantación.

Con ello, el Ejecutivo autonómico abordará una de las prioridades de esta legislatura y recogidas en el pacto de Gobierno con PP y Vox, como es la ordenación de la instalación de parques de energía renovable en la Comunidad. “Queremos establecer de una vez por todas las zonas donde sí se podrán poner estos parques, donde no, y donde se puede, pero con restricciones”, ha subrayado el vicepresidente y consejero de Desarrollo Territorial, Alejandro Nolasco.

De esta manera, desde el Pignatelli se pretende acabar con la “diseminación arbitraria y desorganizada” de la implantación de renovables en la Comunidad en los últimos años. Se trata de un complemento al impuesto aprobado este martes por el Consejo de Gobierno, que gravará aspectos como la altura de los molinos, las hectáreas ocupadas por placas solares o los kilómetros de líneas de alta tensión que discurran por la Comunidad.

En total, el Ejecutivo pretende recaudar alrededor de 50 millones de euros cada año con la potencia actual, aunque este año se reduciría a 30 millones desde su aprobación en las Cortes. Del total de la cantidad, la mitad se destinará a la creación de un fondo medioambiental y a medidas de lucha contra la despoblación, tal y como refleja el decreto aprobado por el Gobierno de Lambán, y otro 15% será gestionado por la Vicepresidencia primera para revertir la despoblación.

Con esta cantidad, que oscilaría los 4,5 millones en este año, el Departamento apostaría por potenciar las líneas de rehabilitación de vivienda en el medio rural, los multiservicios en las pequeñas localidades o ayudas a los ayuntamientos para captar fondos. “Este Gobierno está haciendo una apuesta decidida para que este área de despoblación tenga un importe suficiente, que se va a incrementar con ese 15% que irá a nuestro Departamento”, ha señalado Nolasco.

Más en ECONOMÍA