Denuncian la instalación de molinos alrededor del Monasterio de Sijena y su impacto en el paisaje

Los aerogeneradores, de 200 metros de altura, se enmarcan en el Proyecto Octante
Sijena-instalacion-molinos
photo_camera Distintas asociaciones se han pronunciado en contra. Foto: Gobierno de Aragón

Miembros de la Plataforma Sijena Sí han presentado varios recursos al plan de instalación del proyecto Octante en Villanueva de Sijena, por el que se proyectan cinco aerogeneradores de 200 metros de altura frente al Monasterio de Sijena. Consideran “que alterarían gravemente la belleza paisajística de este monumento nacional protegido por diversas normas”.

Sijena Sí se une de esta forma a otras instituciones y colectivos, como el propio Ayuntamiento de la localidad, la Plataforma por la Sostenibilidad de Los Monegros, la Plataforma 13 de marzo – Aragón por la Racionalidad Energética o la Asociación Pro Patrimonium Sijena y Jerusalén, que también han presentado sus propios recursos. “La altura de los molinos es espectacular: 200 metros. Para hacernos una idea es preciso compararlos con las torres del Pilar, que no llegan a los 100 metros. Situados a unas distancias entre 1 y 2 kilómetros del monasterio, supondrían un tremendo impacto visual, además de acarrear otros problemas”, transmite este colectivo.

En este sentido, recuerdan que ya alertaron al Gobierno de Aragón sobre este tema a través de la directora general de Patrimonio Cultural, Gloria Pérez, en una reunión el pasado 3 de enero. En ella, manifestaron su inquietud por el “posible impacto negativo que la instalación de gigantescos aerogeneradores en la cercanía del Monasterio puede tener en la estética paisajística y otras dimensiones de este monumento nacional”.

La Plataforma, que no se pronuncia como tal sobre los planes del Gobierno Central sobre la implantación de nuevas fuentes de energía renovables, “sí se une a la gran preocupación que la forma de llevar a cabo estos planes está suscitando en numerosos vecinos de la comarca de Los Monegros y muchas otras partes de España”. “Se están realizando actuaciones que pueden hipotecar el futuro de la zona sin suficientes garantías democráticas ni consultas a los afectados”, aseguran.

Por otro lado, cunde en ellos “la sensación de que Los Monegros se convertirán en un verdadero pantano de aerogeneradores sin que la energía generada añada valor al territorio ni garantice más puestos de trabajo y fijación de población, dado que esa energía se transformaría en hidrógeno y otros productos de valor añadido fuera de los lugares que la producen y sufren las consecuencias”.