Borja Giménez Larraz (PP): “No vale la pena que la UE autorice ayudas al funcionamiento si Sánchez no las aplica”

Después de trabajar diez años como asesor del PP en Bruselas, Borja Giménez Larraz se presenta como candidato en las listas del PP en las próximas elecciones europeas del 9 de junio
photo_camera Borja Giménez Larraz ocupa el puesto 19 en la lista del PP a las elecciones europeas

Después de trabajar diez años como asesor del PP en Bruselas, Borja Giménez Larraz se presenta como candidato en las listas del PP en las próximas elecciones europeas del 9 de junio en un momento con “importantes retos” para el continente, como la defensa, la revolución digital o la lucha contra el cambio climático. Así, Aragón también se juega una parte importante de sus proyectos de futuro, ya que asuntos clave como las grandes infraestructuras, la agricultura o la despoblación dependen de la financiación y el empuje que se reciba de la Comisión Europea.

PREGUNTA.- ¿Con qué ánimo se presenta a las elecciones europeas?
RESPUESTA.- Con mucha ilusión. Estoy contento de participar del proyecto del PP y de la confianza de los presidentes Azcón y Núñez Feijóo. Es un momento de importantes retos a nivel europeo, en materia de defensa, con una guerra en suelo europeo y otra a las puertas, en seguridad, terrorismo, la inmigración irregular, la revolución digital, la lucha contra el cambio climático… Hay importantes asuntos que merecen la atención de los ciudadanos y de los políticos.

P.- Para usted significa dar el paso a la primera línea después de diez años trabajando como asesor en Bruselas.
R.- Tomar una decisión de estas características se hace con cierto vértigo. Es un paso importante, pero lo hago con bastante ilusión. Llevo diez años trabajando en Bruselas y esto confirma que el trabajo que vengo haciendo se reconoce, y eso es una ilusión. La posibilidad de dar voz a los aragoneses en el Parlamento Europeo es algo único.

P.- ¿Cómo se lo proponen?
R.- La primera llamada que recibí fue del presidente Azcón para plantear si podría estar interesado en formar parte de las listas, y después me llamó el presidente Feijóo para ver si me interesaba. Es cierto que tenía unos planes distintos en mente, pero a una propuesta así, después de estar diez años trabajando en Bruselas, no hubo otra que decir que sí.

borja-gimenez
Borja Giménez Larraz destaca haber heredado el espíritu de diálogo que tenía Manuel Giménez Abad

P.- Hace dos semanas se cumplieron 23 años del asesinato de su padre. ¿Qué hay de Manuel Giménez Abad en el Borja Giménez Larraz que hoy se presenta a las elecciones europeas?
R.- Me gustaría que mucho. Con ser la mitad de lo que era mi padre, me conformaría. Si creo que algo he heredado de él, es ese espíritu de diálogo. Soy una persona bastante tolerante, respetuosa con los diferentes. Entiendo la política de un modo constructivo. Creo que eso lo he heredado de la forma de entender la política, la vida y las relaciones personales de mi padre.

 

“ESTAMOS MUY BIEN SITUADOS EN EL PP EUROPEO”

P.- Entre tanto ruido político, puede ser que la ciudadanía vea las elecciones europeas como algo lejano. ¿Por qué la gente tiene que votar el 9 de junio?
R.- Hay importantísimos retos a nivel europeo. En España tenemos una situación delicada, de desgaste y erosión institucional, y es necesario frenarla. Los que tienen la capacidad para ello son los ciudadanos. Hablamos de políticas como la Ley de Amnistía, los indultos, la reforma del código penal, la intromisión en las instituciones… Hay muchos casos sobre la mesa y es necesario dar pasos en la medida de lo posible para frenar esta situación por medio de elecciones.

P.- ¿Qué importancia tendría que Aragón tuviera 3 eurodiputados?
R.- Tendría una gran importancia. Tener aragoneses en Bruselas nos va a dar capacidad de influencia en el Parlamento y en toda la burbuja europea. Es importante que los eurodiputados formen parte de una familia política europea. Si no formas parte de ella, en nuestro caso el PP Europeo, tu capacidad de formar alianzas y conseguir tus objetivos son muy pequeñas. Estamos muy bien situados en el PP europeo. Si soy elegido, tendría capacidad para trasladar esa importancia y que los temas de interés para Aragón sean realidad.

gimenez
Giménez Larraz destaca la confianza recibida por parte de Jorge Azcón y Alberto Núñez Feijóo para entrar en las listas

ARAGÓN, PENDIENTE DE BRUSELAS

P.- Buena parte del futuro de las infraestructuras que quiere Aragón, como el Canfranc o el Cantábrico-Mediterráneo, se juega en Bruselas. ¿En ello va a poner el foco?
R.- Las infraestructuras es uno de los temas que tengo que en cartera. Quiero que desde el Gobierno de Aragón se me ayude a diseñar los objetivos prioritarios en Europa. En nuestra lista de prioridades están el corredor Cantábrico-Mediterráneo, la reapertura del Canfranc y la Travesía Central Pirenaica, que es crucial para el desarrollo de Aragón, de España y Europa. A Aragón le beneficiaría de una forma importante dada la situación logística y el impulso que estamos poniendo en este sector. También está la cuestión de las infraestructuras hidráulicas, que son importantes y pueden recibir financiación europea. Hemos vivido una sequía complicada. En Aragón no sobra agua. Es un área donde podemos conseguir fondos para seguir este desarrollo.

P.- En los agricultores aragoneses hay bastante enfado por la PAC. ¿Se puede modificar sus normas?
R.- Es verdad que la reforma de la PAC de 2021-2027 no ha sido muy positiva. Ha sido una reforma bastante floja y ha tenido consecuencias muy negativas para el campo. Ha dejado al campo en una situación de incapacidad para competir. En el PP tenemos una visión completamente distinta. Nos abstuvimos. Se le ha dado excesivo peso a los criterios medioambientales. Está peor dotada económica y hay que revertirlo. Para el PP es una prioridad todo lo que respecta a la agricultura y yo como aragonés estaré pendiente de esos temas. Con el PP, las cosas en materia agrícola van mejor, y el PSOE la deja como una política de segundo plano. Hay importantes retos a los que hacer frente.

P.- Desde Vox, que en Aragón son socios de Gobierno del PP, critican especialmente la Agenda 2030 y el Pacto Verde Europeo. ¿Están de acuerdo?
R.- Nosotros nos desmarcamos completamente. Existe un problema serio con el cambio climático y debe formar parte de la agenda europea. No mantenemos posiciones negacionistas como otras fuerzas políticas. Es algo prioritario, pero hay que acompasarlo. No podemos desarrollar políticas que tengan un impacto negativo a nivel social, económico o empresarial. Habrá que buscar un equilibrio adecuado en esa lucha contra el cambio climático y el desarrollo empresarial y la agricultura. Tenemos un proyecto bastante claro y definido para lograr estos objetivos.

“CREO QUE HABRÁ UN TOQUE DE ATENCIÓN EN RELACIÓN CON LA LEY DE AMNISTÍA”

P.- Para Aragón, la automoción es clave y todavía se está adaptando a los futuros requerimientos. ¿Qué plantean para facilitar la transición al vehículo eléctrico? ¿Habría capacidad para retrasar la prohibición de vender vehículos de gasolina o diésel en 2035?
R.- Debemos trabajar en Europa de forma intensa para una transición justa en la readaptación del automóvil. Tenemos margen de maniobra y capacidad para hacerlo. Hemos conseguido el Fondo de Transición Justa para Teruel. Una de nuestras prioridades es conseguir fondos para la readaptación, no sólo para Aragón, ya que en toda Europa existen muchos lugares con problemas de estas características.

P.- ¿Qué medidas proponen desde Europa para frenar la despoblación?
R.- Somos conscientes de la importancia y el desafío que supone la despoblación. Nuestra idea es incorporar criterios de envejecimiento, dispersión y despoblación como fundamentales para recibir fondos de cohesión y desarrollo regional. Los fondos deben llegar a Teruel y las zonas con mayor despoblación, para que puedan tener servicios públicos de la misma calidad que ciudades. Podemos luchar mucho en Europa y tenemos herramientas, como las ayudas al funcionamiento, pero si después no se aplican, tenemos un problema. Únicamente se aplica un 1%. No vale la pena que la UE autorice las ayudas al funcionamiento si luego Sánchez no las aplica. Es un problema importante.

P.- ¿Puede frenar Bruselas la Ley de Amnistía?
R.- Bruselas ha puesto el foco sobre el deterioro institucional que se vive en España. Existe preocupación. Ha habido debates a nivel del Parlamento y ha habido posicionamientos. La Comisión Europea ha dicho que hasta que no fuese aprobada no iban a tomar una posición oficial sobre el tema. Yo creo que tiene margen de maniobra para marcar su posición. Ya viene haciendo recomendaciones a España para reformar el estatuto fiscal o el sistema de elección de los miembros del CGPJ. Yo creo que habrá un toque de atención en relación con la Ley de Amnistía. Si empieza a haber ruido sobre la falta de idoneidad, puede ser un golpe demasiado duro como para soportarlo por el Gobierno de España. El informe de la Comisión de Venecia era absolutamente crítico con el fondo de esta amnistía.