Las Cortes honran la palabra de Giménez Abad con un alegato contra las “fake news”

La Fundación Giménez Abad busca poner en valor su memoria en los actos del 23º aniversario de su asesinato a manos de ETA
gimenez-abad-acto-cortes
photo_camera Uno de sus hijos, Manuel Giménez Larraz, ha lamentado el avance de la desinformación y las "fake news"

“Honrar la palabra” de Manuel Giménez Abad es el objetivo del encuentro que cada año realiza las Cortes de Aragón para recordar la figura del exlíder del PP, asesinado por ETA hace hoy 23 años cuando se dirigía con su hijo a ver un partido del Real Zaragoza en La Romareda. La Fundación que lleva su nombre busca así poner en valor su memoria y la lucha contra el terrorismo, mientras pretende abrir vías de diálogo y hallar puntos de encuentro para resolver cualquier conflicto con acuerdos, una de las claves de la democracia.

En este sentido, uno de los mensajes que han protagonizado este emotivo acto ha sido la lucha contra la desinformación y las “fake news”, que, según ha reivindicado uno de los hijos del político asesinado y copresidente de la Fundación, Manuel Giménez Larraz, son dos de las lacras que “debilitan” la cultura democrática. “Si las “fake news” son posibles es porque existe una audiencia deseosa de creérselas. Son el caldo de cultivo para que se propaguen y sean útiles para quien las emite. Muestran fragilidad de la estructura democrática, que reforzamos los ciudadanos por pasividad y visión acrítica a nuestra ideología”, ha sostenido.

Así, Giménez Larraz ha reivindicado la necesidad de contar con unos “valores democráticos sólidos” para “contrarrestar” toda esa desinformación, reivindicando, a su vez, un “compromiso con la democracia” a los diputados de las Cortes. “No se analizan los hechos, sino las personas, por lo que son o piensan. Media España le quita el derecho a ser escuchado a la otra media y la rendición de cuentas desaparece. Preferimos consumir desinformación que confirme nuestras teorías, y ahorrarnos la pelea de discurrir, pensar, dudar o creer que estamos equivocados y podemos cambiar de opinión”, ha descrito.

Todo ello, añade, mientras las sociedades están viendo que muchos valores “que defendieron con su vida las víctimas del terrorismo” se están “diluyendo”, como “la justicia, igualdad, libertad, solidaridad, tolerancia o moderación”, pasando al “radicalismo, la mentira o la indiferencia”. “Mi padre creía en la democracia y sus valores, que inspiran a esta Fundación. Los valores éticos y cívicos son una valiosa construcción del ser humano, forjado en muchas generaciones”, ha señalado.

AZCÓN Y EL RELATO DEL TERRORISMO

Por su parte, el presidente de Aragón, Jorge Azcón, ha defendido en este acto que la memoria de las víctimas es hoy “más necesaria que nunca” para construir un relato “basado en la dignidad, la memoria y la justicia”, frente a quienes “intentan blanquear a los terroristas”. “Hay que dejarlo claro a nuestros hijos y las generaciones venideras. ETA y Grapo han sido bandas criminales injustificables, y quienes les jalean son cómplices y sólo merecen el desprecio de los demócratas. Difundir y mantener esta verdad es un deber moral”, ha aseverado.

Asimismo, y citando el discurso del expresidente Javier Lambán hace un año, Azcón ha reclamado al PSOE que rompa sus acuerdos con Bildu. “Dijo que era preciso la eliminación de cualquier tipo de participación de los filoetarras en la gobernabilidad de España, y añadía que hay que hacer todo lo posible para que el legado terrorista desaparezcan definitivamente. Desgraciadamente, un año después, los herederos de ETA siguen siendo determinantes en la gobernabilidad de España y tenemos que seguir denunciándolo”, ha expuesto.

LA FUNDACIÓN MANUEL GIMÉNEZ ABAD, UN CENTRO DE DIÁLOGO

Igualmente, la presidenta de las Cortes de Aragón, Marta Fernández, ha destacado el papel que la Fundación Manuel Giménez Abad desarrolla como “centro de diálogo, reflexión y estudio” sobre el pluralismo parlamentario, y ha reivindicado, en este contexto, el papel de la palabra sobre la base de principios como la libertad, la justicia y la igualdad. “Ha querido ser fiel reflejo del pluralismo parlamentario de la que es deudora. Sólo desde el más estricto respeto a las muy diferentes voces que se sientan en su patronato tiene razón de ser su trabajo”, ha afirmado.

El acto ha celebrado también la entrega del XXI Premio “Manuel Giménez Abad” para trabajos de investigación sobre democracia a Miguel Ángel Sevilla, por el trabajo “Las relaciones de cordinación entre las integraciones económicas y sus Estados parte. Un estudio desde la teoría federal”.