El Magrama apuesta por finalizar el ciclo de planificación hidrológica y abrir la puerta a la participación

La directora general del Agua del Magrama, Liana Ardiles, ha dicho que lo primero es finalizar el ciclo de planificación hidrológica para dialogar el Pacto Nacional del Agua. El objetivo, ha agregado, es abrir la puerta a la participación para conseguir que el agua se reparta con seguridad, equidad y sostenibilidad.

Zaragoza.- La directora general del Agua del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Magrama), Liana Ardiles, ha señalado este lunes que el reto de 2014 es finalizar el ciclo de planificación hidrológica para comenzar a dialogar sobre el Pacto Nacional de Agua, que será la “base” del Plan Hidrológico Nacional.

En declaraciones a los medios de comunicación antes de inaugurar la conferencia ONU-Agua tras ser preguntada por la posibilidad de un trasvase después de las declaraciones de Caspedal, Ardiles ha explicado que revisar esos planes supone “ponernos en línea” con los socios europeos y resolver cuestiones que se han venido planteando a lo largo de la historia como el abastecimiento a la población, la seguridad alimentaria y el desarrollo sostenible.

Preguntada por si esto supone abrir la puerta a una transferencia de agua, ha dicho que esto supone abrir la puerta a consensuar con "mayor rigor" aspectos que aún no se han cerrado y a la participación pública. “Nuestro ciclo de planificación contempla casi 18 meses de participación pública. Mucho tiempo para llegar a consensos y para poner los temas de estrés sobre la mesa y llegar a una solución que beneficie a los ciudadanos. El objetivo del Ministerio es que el agua se reparta con seguridad, equidad y sostenibilidad”, ha asegurado.

Sobre la reclamación de la energía reservada a las hidroeléctricas, la directora general ha apuntado que el Ministerio va a analizar “todas las vías”, bien sacando de nuevo a concesión los saltos hidroeléctricos o que sea explotado directamente por la confederación.

Fracking

Coincidiendo con la visita de Ardiles, una veintena de personas se ha concentrado a las puertas de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) para rechazar la fractura hidráulica en una protesta convocada por la Plataforma Zaragoza Sin Fractura.

El objetivo, ha explicado uno de los miembros deRolando Sanz, ha sido intentar que en el diario de sesiones se debata esta cuestión y que salga una propuesta de prohibición del fracking.

Los participantes venidos de comarcas como Campo de Borja, Ribera Alta del Ebro y Cinco Villas aseguran que tienen una base agrícola y que presentan energías alternativas que son compatibles con la economía real, mientras que el fracking tiene "muy poco recorrido y solo nos va a quitar puestos de trabajo".

Por su parte, Ardiles ha señalado que se ha reformado la ley para que este tipo de proyectos tengan las "mayores garantías ambientales".