El presidente nacional de Cepyme rechaza “imposiciones” del Gobierno en la reducción de jornada

Gerardo Cuerva ha reconocido desde Zaragoza que ya hay multitud de convenios negociados entre empresarios y sindicatos, fundamentalmente en la industria, que ya contemplan una jornada laboral incluso menor
gerardo-cuerva-cepyme
photo_camera Gerardo Cuerva ha participado este lunes en la primera edición de los premios Cepyme Zaragoza

“No tiene sentido la intervención de los sistemas económicos por populismo y cortoplacismo”. Con estas palabras, el presidente nacional de Cepyme, Gerardo Cuerva, ha rechazado desde Zaragoza las “imposiciones” del Gobierno de España a la hora de plantear una reducción de jornada laboral a 37,5 horas. Sin descartar esta medida, ha reclamado que se deje negociar a sindicatos y empresarios dentro del diálogo social.

De hecho, Cuerva ha reconocido que ya hay multitud de convenios negociados entre empresarios y sindicatos, fundamentalmente en la industria, que ya contemplan una jornada laboral incluso menor a las 37,5 horas, pero cree que cada sector debería adaptarse a sus características. “No puede ser que no se tengan en cuenta sectores, territorios o situación de la empresa para algo tan común como la hora de la jornada. Debería ser un acuerdo entre sindicatos y empresarios que son los conocedores de cada territorio”, ha señalado, antes de participar en la primera edición de los premios Cepyme Zaragoza.

Precisamente, este mismo lunes se ha producido una reunión “tripartito” entre Gobierno, sindicatos y empresarios para abordar esta cuestión, aunque desde Cepyme lamentan que se acuda a estos encuentros con “decisiones tomadas”. “Hemos elaborando un informe sobre el absentismo laboral, que se fue al 7% en la pandemia y no se ha bajado. Ni siquiera el Gobierno ha estudiado cómo puede afectar. No tiene sentido que de forma indiscriminada, sin estudio y de forma intervencionista se hable de 37 horas y jornada laboral semanal, cuando los convenios hablan de anual. Intentar acuerdos, siempre, pero imponer acuerdos no es dialogo social”, ha expuesto Cuerva.

Mientras, el presidente de Cepyme ha alabado la estabilidad del diálogo social en Aragón frente a los desencuentros a nivel nacional. “En Aragón el dialogo social funciona y buscan los mejores acuerdos para la economía aragonesa. El Gobierno debe participar en el dialogo social, pero sin imposiciones. No tiene sentido que acudamos con una decisión tomada por el Gobierno. Eso no ocurre en Aragón y es de aplaudir”, ha destacado.