Gobierno, empresarios y sindicatos renuevan el diálogo social con el foco en la siniestralidad laboral y la formación

La declaración apuesta por fomentar la “cultura preventiva” como una de las patas para atacar el trágico repunte de la siniestralidad laboral
photo_camera La declaración apuesta por fomentar la “cultura preventiva” como una de las patas para atacar el trágico repunte de la siniestralidad laboral

Gobierno de Aragón, empresarios y sindicatos han escenificado el compromiso de avanzar juntos los próximos cuatro años con la firma de una nueva declaración institucional que aúna los objetivos para esta legislatura. Reducir la siniestralidad laboral y apostar por una formación adecuada a las necesidades de las empresas son los principales objetivos de un pacto que también incluye una reformulación del Inaem para asumir los retos del presente y futuro.

Así lo han ratificado con la firma de un documento que ha partido de la primera Mesa del Diálogo Social de la legislatura, que servirá de base para los avances sociales, económicos y laborales del nuevo Gobierno PP-Vox. Una firma que permite renovar el compromiso de todas las partes con una herramienta que se materializó por primera vez en 1989 y que es clave para la atracción de nuevos proyectos empresariales a la Comunidad.

En este sentido, la declaración apuesta por fomentar la “cultura preventiva” como una de las patas para atacar el trágico repunte de la siniestralidad laboral, que ya se ha cobrado 30 vidas en lo que va de año, especialmente desde el verano. Igualmente, tal y como recoge el texto, se elaborará un “plan de choque” que apoye la Estrategia Aragonesa de Seguridad y Salud Laboral. “Hay un compromiso claro para mejorar las condiciones laborales, sobre todo en un momento donde tenemos puesto el foco en atajar la siniestralidad laboral”, ha sostenido la vicepresidenta y consejera de Economía, Mar Vaquero.

No obstante, el presidente de CEOE, Miguel Marzo, ha remarcado que, a su juicio, el problema de la prevención es “cultural” y debe “introducirse en todos los ámbitos de la sociedad”. “Es un problema cultural, en la que la formación y la información deben ser claves para abordarlo. La formación de mandos intermedios es básica, porque son los que se interrelacionan con los trabajadores, pero también de los trabajadores. No podemos poner un guardia detrás de cada empresa ni de cada trabajador”, ha expuesto, llamando a hacer un análisis “tranquilo” y una reflexión “amplia” para buscar una solución “de todos”.

OTROS OBJETIVOS

Asimismo, el pacto incluye otros objetivos como “darle un giro” al Inaem, que, según Vaquero, requiere “una modernización” para asumir los retos y convertirse en un referente en el mercado laboral de la Comunidad. “Percibimos una falta de referencia del Inaem, y es una herramienta muy potente a la que hay que dotar de eficiencia para que sea un referente de cualificación o recualificación”, ha expuesto la vicepresidenta.

Por su parte, la presidenta de Cepyme, María Jesús Lorente, ha remarcado la importancia de este diálogo social para el 95% de las empresas aragonesas, que son pymes, micropymes y autónomos. “Debemos trabajar por el tamaño de las empresas, por ir poco a poco para que sean mayores y sean más competitivas”, ha señalado, apostando también por la FP Dual y por la igualdad entre trabajadores.

Asimismo, Marzo ha centrado sus miradas también la mejora de los servicios públicos, especialmente la sanidad, para reducir el absentismo, que, afirma, “se ha duplicado” en los últimos años. “Si no tenemos unos servicios sanitarios ágiles, tendremos un absentismo que se puede evitar”, ha aseverado el líder de la patronal aragonesa.

PAZ Y JUSTICIA SOCIAL

Del mismo modo, los sindicatos han celebrado que este diálogo social se traduce en una “justicia social” para los trabajadores. Así lo ha destacado el secretario general de UGT, José Juan Arcéiz, que ha pedido “desarrollo” y “dotación presupuestaria” para estos acuerdos. “Tenemos problemas estructurales con los jóvenes, que deberán obtener la mejor cualificación posible, con el paro femenino, y los parados de larga duración. Lo que hoy firmamos es un compromiso con las generaciones actuales y futuras, un contrato que va a traer empleo y bienestar”, ha expuesto.

Con todo, el líder de CCOO, Manuel Pina, no tiene duda de que esta declaración institucional marca el camino de relaciones con el Ejecutivo para los próximos cuatro años. “Muchos de los datos económicos de los que ahora presumimos tienen que ver con intangibles como este, que somos capaces de acordar determinadas cuestiones que mejoran la vida de la gente. Mantener esta normalidad es un hecho muy resaltable”, ha celebrado.

Finalmente, el presidente de Aragón, Jorge Azcón, que ha encabezado esta primera reunión del diálogo social, ha agradecido a los agentes sociales su trabajo “concienzudo”, su “generosidad” y su “visión de futuro” por Aragón. “En un momento donde las incertidumbres están acechando, que Aragón sea una tierra donde haya estabilidad y paz social nos aporta a todos. No venimos a hacer una enmienda a la totalidad, sino a reconocer lo que se ha hecho bien y potenciarlo, y el dialogo social se ha hecho bien durante muchos años. Aspiramos a que continúe el dialogo social”, ha mantenido.

Más en ECONOMÍA