CEOE Aragón apela a la negociación colectiva de cada sector para reducir la jornada

El Gobierno de España quiere reducir la jornada laboral de 40 horas semanales a 38,5 en 2024
jornada-perspectivas-economicas-ceoe-aragon
photo_camera CEOE Aragón ha celebrado una jornada conjunta con CaixaBank para analizar las perspectivas económicas de cara a 2024

“Cada sector debe tener la libertad de adaptar, con consenso, las necesidades que precisen su sector y los que lo conforman”. Con estas palabras, el vicepresidente de CEOE Aragón, Benito Tesier, ha apelado a la negociación colectiva de cada ámbito de la economía para acordar una reducción de la jornada laboral, según sus necesidades y circunstancias concretas, y “sin imposiciones generales”.

En este sentido, ha recordado el convenio del metal, suscrito el pasado verano, en el que ya se incluyó una reducción de ocho horas en 2024. “No es nada nuevo. Nosotros ya hemos llevado a cabo, con dialogo permanente, negociaciones buscando el beneficio de todos. Esta nueva tendencia que parece que alguien ha investigado ya existe desde hace mucho tiempo. Lo importante es mirar a futuro”, ha añadido Tesier.

Así, considera que esta negociación se debe basar en tres factores como la “productividad, competitividad y la sostenibilidad a futuro”, ya que hay sectores que pueden “reaccionar de forma diferente” a esta medida.

INCERTIDUMBRES NACIONALES E INTERNACIONALES

El vicepresidente de CEOE Aragón ha realizado estas declaraciones tras la celebración de una jornada en la conjunta con CaixaBank para analizar las perspectivas económicas de cara a 2024, en el que se espera que sea un año “de menos a más” para finalizar con un crecimiento del PIB del 1,5%, según el presidente del Instituto de Estudios Económicos (IEE), Íñigo Fernández de Mesa, quien fija como principales preocupaciones la inversión, la productividad y el déficit público.

Por su parte, el economista senior de Economía y Mercados Internacionales de CaixaBank Research, David del Val, ha valorado que para 2024 “la previsión es que la economía española mantenga una velocidad de crucero algo inferior a la de los años precedentes, en el rango entre el 1,5% y el 2%, pero por delante de sus pares europeos y con una creación de empleo sólida”. A medida que los tipos de interés se vayan reduciendo, añade, “previsiblemente en la segunda mitad del año, esto debería ser positivo para el crecimiento económico tanto de España como de la UE y Estados Unidos hacia 2025”.

Más en ECONOMÍA