Jahlil Okafor supera los reconocimientos médicos y ya entrena a las órdenes de Fisac

El pívot aterrizó el domingo en Zaragoza, el lunes se hizo las pruebas médicas y este martes comienza a entrenar. Fotografía: Casademont Zaragoza.
photo_camera El pívot aterrizó el domingo en Zaragoza, el lunes se hizo las pruebas médicas y este martes comienza a entrenar. Fotografía: Casademont Zaragoza.

Uno de los efectivos más esperados por la marea roja, Jahlil Okafor, ya ha pasado el reconocimiento médico con el Casademont Zaragoza. El número tres del draft de la NBA en 2015 pasó este lunes las pruebas protocolarias y desde este mismo martes ya se entrena a las órdenes del técnico rojillo, Porfirio Fisac, y junto a sus compañeros con quien ya empezará a sembrar una buena química de cara al inicio liguero, el 24 de septiembre ante el Real Madrid a domicilio.

La llegada del pívot estadounidense ha estado colmada de dudas, pues sufrió una grave rotura que lo ha tenido apartado de las pistas los últimos años. Por ello, pasar las pruebas médicas era el primer escollo para un Okafor que quiere volver a ser grande con la ayuda de Porfi Fisac. El objetivo del americano es dejar atrás esos viejos fantasmas en forma de lesiones, estabilizarse y reivindicarse en la que será su nueva casa para este curso, siendo también su primera aventura en el baloncesto europeo.

Cabe destacar que el día y momento del aterrizaje del pívot en Zaragoza también se han tambaleado, ya que en un principio y según el club estaba previsto que Okafor se realizara las pruebas médicas el 30 de agosto y comenzara el 1 de septiembre. Posteriormente, se intentó adelantar el proceso para que el nuevo fichaje cogiera mayor rodaje junto a sus compañeros y para ello iba a someterse al chequeo médico el 28 de agosto y comenzaría a entrenar el 29. Finalmente, el efectivo llegó a la ciudad este domingo, 3 de septiembre, cuando el Casademont subió una foto vía redes sociales anunciado su aterrizaje. Al día siguiente, este pasado lunes, Okafor se ha sometido a las pruebas médicas y finalmente comienza a entrenar con el resto de la plantilla desde este mismo martes.

CONFIANZA Y PRECAUCIÓN DE FISAC

Los números de Okafor realmente sobrecogen a cualquier aficionado del baloncesto. Seis temporadas en la NBA y hasta 247 partidos a sus espaldas. Datos que demuestran que el estadounidense sabe a lo que juega. "Estamos intentando agilizar el tema. Es un fichaje al que no podríamos acceder en circunstancias normales. Los médicos y el preparador físico me han dado el visto bueno y a ver si lo podemos tener en su mejor tono físico y condiciones", explicó Fisac sobre su nueva estrella en su primera rueda de prensa de este curso. Asimismo, el técnico también puntualizó que "tuve una conversación con él y le dije que había perdido el hambre y la necesidad. Okafor me convenció diciéndome que tenía mucha ilusión por probar en Europa y ver hasta dónde podía llegar. No obstante, viene con la posibilidad de que, por parte del club, podamos decidir si continúa o no. De todas formas, el fichaje se hizo en apenas unas horas porque él accedió enseguida. Veremos si ha sido un acierto o un fallo".

Tras esto, todo indica que Okafor está listo para volver a ser el jugador que era antes, redimirse y alzar al Casademont Zaragoza en la ACB y en la previa de la FIBA Europe Cup. Sus 208 centímetros y sus 27 años demuestran que la potencia del efectivo todavía puede dar para mucho y que si vuelve a ser el que era, como demuestran sus registros, puede ser diferencial durante la temporada.