La Nueva Romareda empieza a trabajar para que el estadio esté en 2029: “Ya no hay marcha atrás”

Azcón, Chueca y Mas forma la sociedad mercantil
photo_camera El Ayuntamiento, el Gobierno de Aragón y el Real Zaragoza han constituido este jueves la sociedad que permitirá construir el nuevo estadio. Foto: Fabián Simón

Día histórico para Zaragoza tras la firma de las escrituras de constitución y los estatutos de la sociedad mercantil La Nueva Romareda que impulsará la construcción del nuevo estadio de la ciudad. El Ayuntamiento de Zaragoza, el Gobierno de Aragón y el Real Zaragoza han unido fuerzas y han realizado las primeras transferencias económicas para que este proyecto sea una realidad. “Ya no hay marcha atrás”, ha subrayado la alcaldesa, Natalia Chueca.

El presidente de Aragón, Jorge Azcón, la alcaldesa de Zaragoza, Natalia Chueca, y el presidente del Real Zaragoza, Jorge Mas, han conformado la nueva sociedad que se marca como objetivo tener el estadio totalmente terminado en 2029 para que la capital aragonesa pueda alcanzar la meta de convertirse en sede de eventos nacionales e internacionales de máximo nivel, entre ellos, el Mundial de Fútbol 2030. Día histórico para Zaragoza tras la firma de las escrituras de constitución y los estatutos de la sociedad mercantil La Nueva Romareda que impulsará la construcción del nuevo estadio de la ciudad. El Ayuntamiento de Zaragoza, el Gobierno de Aragón y el Real Zaragoza han unido fuerzas y han realizado las primeras transferencias económicas para que este proyecto sea una realidad. “Ya no hay marcha atrás”, ha subrayado la alcaldesa, Natalia Chueca. El presidente de Aragón, Jorge Azcón, la alcaldesa de Zaragoza, Natalia Chueca, y el presidente del Real Zaragoza, Jorge Mas, han conformado la nueva sociedad que se marca como objetivo tener el estadio totalmente terminado en 2029 para que la capital aragonesa pueda alcanzar la meta de convertirse en sede de eventos nacionales e internacionales de máximo nivel, entre ellos, el Mundial de Fútbol 2030. Azcón ha recordado que “el desafío era grande, no era sencillo técnica ni jurídicamente, y menos en tiempo récord” y ha subrayado que “hoy es un día alegre para Zaragoza, para el zaragocismo y para los aragoneses, porque hoy comienza la cuenta atrás”. LAS TRANSFERENCIAS ESTÁN HECHAS La diferencia con los cuatro proyectos anteriores que fracasaron son claras para Azcón: “Hoy, las transferencias económicas están hechas, y eso diferencia a este proyecto de todos los intentos fallidos anteriores”. El presidente autonómico también ha apuntado que “los fracasos anteriores han hecho a este proyecto más fuerte, más creíble y más necesario que nunca”. “Por eso, sin triunfalismos, con la certeza y la convicción de que esta vez es la definitiva y que cumplimos con algo que la ciudad de Zaragoza se merece”, ha indicado Azcón. “Es un día histórico”, ha resumido la alcaldesa de Zaragoza, Natalia Chueca, quien ha trasladado un mensaje claro y firme: “No hay marcha atrás. Hemos dado un paso firme para que Zaragoza tenga una nueva Romareda”. “Se acabó la frustración, porque después de cuatro intentos fallidos, vamos a conseguir tener un nuevo estadio”, ha incidido la primera edil. “Cuando hay voluntad y compromiso, cuando las instituciones quieren entenderse, se buscan soluciones y se logran incluso en tiempo récord”, ha asegurado Natalia Chueca, que también ha advertido que “este es un hito fundamental, pero debemos seguir trabajando”. JORGE MAS: “HOY CELEBRAMOS QUE SÍ SE PUEDE” Por su parte, el presidente del Real Zaragoza, Jorge Mas, ha ensalzado el liderazgo de Chueca y Azcón a quienes les ha dado las gracias “por su valentía”. “Hoy celebramos que sí se puede, que podemos tener un estadio de la más alta categoría”, ha apuntado Mas, quien ha aseverado que la apuesta de la propiedad del club es “un compromiso inquebrantable por una gran ciudad y por una afición llena de pasión”. “No les vamos a fallar”, ha afirmado el presidente del Real Zaragoza, “porque este club de fútbol, que es de todos, tiene que llegar a Primera”. LA SOCIEDAD Según los estatutos de la nueva sociedad, en total habrá 240.000 participaciones finales que serán repartidas en partes iguales entre el Consistorio, con 80.002 y un 33,34% de la participación; la Corporación Empresarial Pública de Aragón (CEPA), con 79.999 y un 33,33%; y el club zaragocista, con otras 79.999 participaciones y el 33,33%. Además, habrá un Consejo de Administración que estará compuesto por seis miembros, dos por cada una de las tres entidades participantes. De esta manera, según lo acordado por los socios, se nombra a Natalia Chueca (que también ostentará la Presidencia del Consejo) y a Víctor Serrano, por el Ayuntamiento de Zaragoza; a Roberto Bermúdez de Castro y a Tomasa Hernández, por el Gobierno de Aragón; y a Juan Forcén y a Mariano Aguilar, por el Real Zaragoza. El capital social con el que se constituye en un primer momento la sociedad asciende a los 50,5 millones de euros. El Gobierno de Zaragoza adoptó el acuerdo, este mismo lunes, de constituir el derecho de superficie sobre el campo de fútbol como aportación municipal a la nueva sociedad. Esta aportación, no dineraria, está valorada en 24,5 millones de euros, que será la primera aportación del Ayuntamiento al proyecto. Del mismo modo se aportarán en fondos monetarios otros 20 millones de euros, por parte del Gobierno de Aragón, y seis millones de euros más, por parte del Real Zaragoza. LAS AMPLIACIONES DE CAPITAL DEBERÁN REALIZARSE ENTRE 2024 Y 2028 A partir de ahí, se deberá realizar entre 2024 y 2028 distintas ampliaciones de capital por parte de los socios para dar como resultado final la distribución estimada a partes iguales. Será así como se alcancen los 120 millones aportados entre todos y de forma equilibrada. Por lo tanto, antes de que finalice 2028, los firmantes se comprometen a acudir a las sucesivas ampliaciones de capital con 15,5 millones de euros en el caso del Ayuntamiento de Zaragoza, 20 millones en el del Gobierno de Aragón y 34 millones de euros en el caso del Real Zaragoza. A lo largo de la vida útil, la contraprestación por la explotación de los ingresos deportivos se canalizará a través del pago de un canon fijo municipal anual, que reportará a la sociedad más de 150 millones de euros y una potencial entrada de efectivo en materia de canon variable, de acuerdo con la explotación del activo de la instalación, los días sin partido de fútbol, estimada en unas cantidades de entre 5 y 10 millones de euros.

Azcón ha recordado que “el desafío era grande, no era sencillo técnica ni jurídicamente, y menos en tiempo récord” y ha subrayado que “hoy es un día alegre para Zaragoza, para el zaragocismo y para los aragoneses, porque hoy comienza la cuenta atrás”. Como fechas concretas, ha avanzado que en 2024 estará listo el proyecto definitivo y que en julio de ese año tras el concierto de Enrique Bunbury empezarán las primeras demoliciones. Además, ha señalado que representantes del FIFA visitarán Zaragoza el año que viene.

LAS TRANSFERENCIAS ESTÁN HECHAS

La diferencia con los cuatro proyectos anteriores que fracasaron son claras para Azcón: “Hoy, las transferencias económicas están hechas, y eso diferencia a este proyecto de todos los intentos fallidos anteriores”. El presidente autonómico también ha apuntado que “los fracasos anteriores han hecho a este proyecto más fuerte, más creíble y más necesario que nunca”. “Por eso, sin triunfalismos, con la certeza y la convicción de que esta vez es la definitiva y que cumplimos con algo que la ciudad de Zaragoza se merece”, ha indicado Azcón.

“Es un día histórico”, ha resumido la alcaldesa de Zaragoza, Natalia Chueca, quien ha trasladado un mensaje claro y firme: “No hay marcha atrás. Hemos dado un paso firme para que Zaragoza tenga una nueva Romareda”. “Se acabó la frustración, porque después de cuatro intentos fallidos, vamos a conseguir tener un nuevo estadio”, ha incidido la primera edil.

“Cuando hay voluntad y compromiso, cuando las instituciones quieren entenderse, se buscan soluciones y se logran incluso en tiempo récord”, ha asegurado Natalia Chueca, que también ha advertido que “este es un hito fundamental, pero debemos seguir trabajando”.

JORGE MÁS: "HOY CELEBRAMOS QUE SÍ SE PUEDE"

Azcón, Chueca y Mas forman la sociedad mercantil
Azcón, Chueca y Mas forman la sociedad mercantil. Foto: Fabián Simón

Por su parte, el presidente del Real Zaragoza, Jorge Mas, ha ensalzado el liderazgo de Chueca y Azcón a quienes les ha dado las gracias “por su valentía”.

Hoy celebramos que sí se puede, que podemos tener un estadio de la más alta categoría”, ha apuntado Mas, quien ha aseverado que la apuesta de la propiedad del club es “un compromiso inquebrantable por una gran ciudad y por una afición llena de pasión”. “No les vamos a fallar”, ha afirmado el presidente del Real Zaragoza, “porque este club de fútbol, que es de todos, tiene que llegar a Primera”.

LA SOCIEDAD

Según los estatutos de la nueva sociedad, en total habrá 240.000 participaciones finales que serán repartidas en partes iguales entre el Consistorio, con 80.002 y un 33,34% de la participación; la Corporación Empresarial Pública de Aragón (CEPA), con 79.999 y un 33,33%; y el club zaragocista, con otras 79.999 participaciones y el 33,33%. Además, habrá un Consejo de Administración que estará compuesto por seis miembros, dos por cada una de las tres entidades participantes.

De esta manera, según lo acordado por los socios, se nombra a Natalia Chueca (que también ostentará la Presidencia del Consejo) y a Víctor Serrano, por el Ayuntamiento de Zaragoza; a Roberto Bermúdez de Castro y a Tomasa Hernández, por el Gobierno de Aragón; y a Juan Forcén y a Mariano Aguilar, por el Real Zaragoza.

El capital social con el que se constituye en un primer momento la sociedad asciende a los 50,5 millones de euros. El Gobierno de Zaragoza adoptó el acuerdo, este mismo lunes, de constituir el derecho de superficie sobre el campo de fútbol como aportación municipal a la nueva sociedad. Esta aportación, no dineraria, está valorada en 24,5 millones de euros, que será la primera aportación del Ayuntamiento al proyecto. Del mismo modo se aportarán en fondos monetarios otros 20 millones de euros, por parte del Gobierno de Aragón, y seis millones de euros más, por parte del Real Zaragoza.

LAS AMPLIACIONES DE CAPITAL DEBERÁN REALIZARSE ENTRE 2024 Y 2028

A partir de ahí, se deberá realizar entre 2024 y 2028 distintas ampliaciones de capital por parte de los socios para dar como resultado final la distribución estimada a partes iguales. Será así como se alcancen los 120 millones aportados entre todos y de forma equilibrada.

Por lo tanto, antes de que finalice 2028, los firmantes se comprometen a acudir a las sucesivas ampliaciones de capital con 15,5 millones de euros en el caso del Ayuntamiento de Zaragoza, 20 millones en el del Gobierno de Aragón y 34 millones de euros en el caso del Real Zaragoza.

A lo largo de la vida útil, la contraprestación por la explotación de los ingresos deportivos se canalizará a través del pago de un canon fijo municipal anual, que reportará a la sociedad más de 150 millones de euros y una potencial entrada de efectivo en materia de canon variable, de acuerdo con la explotación del activo de la instalación, los días sin partido de fútbol, estimada en unas cantidades de entre 5 y 10 millones de euros.