Comienzan las limpiezas “a fondo” en barrios de Zaragoza con especial hincapié en chicles y grafitis

Uno de los nuevos vehículos de limpieza cien por cien eléctricos
photo_camera Uno de los nuevos vehículos de limpieza cien por cien eléctricos

El servicio de limpieza de Zaragoza, gestionado por FCC ha comenzado a hacer limpiezas profundas en los barrios de la ciudad para cumplir con una de las condiciones del nuevo contrato. La limpieza “a fondo” que ha comenzado a funcionar ahora en el Casco Histórico y continuará por Centro, Delicias, Universidad, San José, Las Fuentes, Almozara, Valdefierro, Oliver, Actur, etc, incluye también eliminación de pintadas, de chicle y baldeos.

La alcaldesa de Zaragoza, Natalia Chueca, junto a la consejera de Medio Ambiente y Movilidad, Tatiana Gaudes, ha visitado esta mañana las instalaciones de la contrata FCC Medio Ambiente, donde también se han presentado la nueva gasinera y los puntos de recarga eléctrica que han sido instalados.

La finalización de estos trabajos facilita la puesta en marcha de todos los nuevos vehículos disponibles, más del 80% de los 327 previstos. De ellos, el 33% serán 100% eléctricos; el 53% tendrá etiqueta ECO, al estar propulsados por GNC (gas natural comprimido); y sólo el restante 14% será diésel.

Para Natalia Chueca, “los nuevos vehículos y la reorganización que ya se ha consolidado en el servicio van a dar, por fin, el impulso que todos estábamos esperando a la nueva contrata de Limpieza”.

“Estoy segura -ha dicho- de que los zaragozanos vamos, por fin, a empezar a ver los beneficios que tiene que traer esta contrata, tanto en calidad como en eficacia y sostenibilidad medioambiental, en la prestación de un servicio tan importante como es el de la limpieza pública”.

IMPULSO PRESUPUESTARIO A LA LIMPIEZA PÚBLICA EN ZARAGOZA

Tal y como ya explicó recientemente la consejera de Medio Ambiente y Movilidad, Tatiana Gaudes, el proyecto de Presupuesto municipal incluye un importante refuerzo en materia de Limpieza y Tratamiento de Residuos que se enmarca dentro de la política medioambiental que, de manera transversal, se quiere impulsar en esta legislatura. Así, la partida de Limpieza Pública superaría los 83 millones de euros (83.103.225) frente a los 74,7 del año 2023.

La completa implantación de la nueva contrata, con la recogida y gestión del residuo orgánico como gran protagonista, marcará la gestión en 2024, año en el que está prevista, además, una importante inversión de 1.090.000 de euros en Valdespartera, asociada a la renovación del sistema de contenedores soterrados que gestionará la nueva contrata, a punto de ser adjudicada.

Sobre el residuo orgánico, los servicios técnicos municipales están coordinando su implantación, que arrancará de forma progresiva el próximo mes de abril acompañada de una importante campaña informativa con la que se pretende que, lo antes posible, la recogida separada de residuos orgánicos sea algo cotidiano y normalizado en Zaragoza.

Además de implementar de manera sistemática las campañas de limpiezas intensivas en distritos y barrios, la total implantación de la actual contrata permitirá la puesta en marcha de otros servicios que, por el retraso en la llegada de vehículos y otros elementos, todavía estaban pendientes, como vehículos especializados en la limpieza de contenedores y su entorno; áreas de aportación portátiles (para envases, cartón y vidrio); puntos limpios temporales para eventos, etcétera.

También destacan el plan extraordinario de limpieza para la zona de Zamoray-Pignatelli, por un valor de 150.000 euros, impulsado desde el grupo municipal de Vox.

El Ayuntamiento recuerda, asimismo, que parte del incremento global en Limpieza viene marcado por la implementación del nuevo impuesto medioambiental estatal que recae sobre el depósito de residuos en vertederos, que supondrá unos 4,5 millones de euros.

LA COLABORACIÓN CIUDADANA, IMPRESCINDIBLE

Tanto Natalia Chueca como la consejera Gaudes han hecho hoy hincapié en la imprescindible colaboración ciudadana para conseguir, entre todos, “que Zaragoza sea la ciudad limpia que todos queremos y merecemos”.

En este sentido, además de “velar por el cumplimiento completo de los pliegos de la contrata de Limpieza por parte de la empresa”, e introducir mejoras en puntos donde se considera necesario, “como ha sucedido hace pocos días en la calle López Allué, donde se ha reforzado el número de contenedores, o la campaña específica sobre excrementos caninos que está en marcha en Santa Isabel”, la implicación ciudadana “es determinante”, así como el respeto a la nueva Ordenanza municipal.

Para ello, además de la próxima colocación de carteles en los que se recuerdan las posibles sanciones de hasta 3.000 euros por dejar basura fuera de los contenedores, se van a seguir intensificado las campañas de vigilancia y control por parte de la Policía Local.