Jorge Mas quiere “a los mejores del mundo” en la MLS mientras el Real Zaragoza elude el descenso

El presidente del cuadro aragonés ofrece un reportaje en la revista Forbes donde se "olvida" de su "otro" club.
Jorge Mas inauguró la nueva tienda del club en su última visita, hace casi cuatro meses
photo_camera Jorge Mas inauguró la nueva tienda del club en su última visita, hace casi cuatro meses

La suerte del Inter de Miami con Jorge Mas no parece que la tenga el Real Zaragoza, club del que es presidente y, en cierta parte, también propietario. Este mes ha visto la luz un reportaje con la revista Forbes en la cual se habla del club estadounidense, pero ni siquiera se cita al conjunto aragonés. Su aspiración en Miami es contar con los mejores futbolistas del mundo, mientras que a orillas del Ebro se pelea por eludir el descenso. Una realidad dolorosa para un grande de Europa que queda constantemente a la sombra del nuevo rico con apenas siete años de vida.

En el citado artículo, el presidente del Real Zaragoza habla de Leo Messi, de su sueldo que ronda los 60 millones de euros o de los ingresos del Inter de Miami, cercanos a los 118 millones. Cifra que, confía Jorge Mas, se eleve a los 200. Ya por 2020, su idea era poner en su club a los mejores jugadores del mundo, pero siempre en Estados Unidos. A pesar de su estado físico, también tiene en mente retener al astro argentino. Todo ello, mientras los blanquillos no han cerrado la permanencia a falta de siete jornadas en Segunda.

Quizá lo que más llame la atención son sus planes de futuro, porque quiere “entre 12 y 20 de los 100 mejores jugadores del mundo” para la MLS en 2027. Es decir, en un periodo de tres años; el Real Zaragoza, por su parte, sigue sin saber si podrá retener esta temporada a su mejor jugador, Alejandro Francés. A su vez, en el equipo zaragozano no hay noticias de su presidente desde que visitó la ciudad a finales de 2023. Entonces, habló de las aspiraciones de ascenso antes de afrontar un mercado invernal insuficiente para ello.

UN PRESENTE LEJOS DE LA ROMAREDA

Hasta ahora, la presencia del presidente del Real Zaragoza, Jorge Mas, se puede calificar de muy escasa para lo que requiere un puesto de tal responsabilidad. Es un cargo que exige presencia constante, cercanía, voz, raíces, conocimiento total de lo que se tiene entre manos. Y después de casi dos años en el puesto, puede decirse que el club aragonés carece de esta figura al frente. No es un problema que atañe exclusivamente a la presidencia, sino a la gran mayoría de consejeros. Nada se sabe, por ejemplo, de Lawrence Cook, miembro del Consejo de Administración completamente desconocido.

Jorge Mas no se pronunció el día que se cumplieron 92 años del club. Tampoco cuando se tomaron decisiones de calado como la llegada de Víctor Fernández. Y en el nuevo capítulo del proyecto de La Romareda, no hay noticias del presidente. No se le ha visto en el Municipal este año natural y, en 2023, apenas acudió un par de ocasiones. La sensación de lejanía es inmensa mientras el Real Zaragoza apenas aspira a salvar la categoría. Y aquí emerge el principal debe de la propiedad, mucho mayor que el deportivo: se echa en falta zaragocismo en la cúpula del club.