Amenazas en Sariñena contra el concejal de CHA a pocos días de votarse la moción de censura

Este sábado han aparecido en la capital monegrina varias pintadas contra Mascún Ariste, una de ellas en su propio portal 
Imagen de la pintada que ha aparecido en su propio portal
photo_camera Imagen de la pintada en su portal

Sariñena ha amanecido este sábado con amenazas en forma de pintadas contra el concejal de Chunta Aragonesista Mascún Ariste. La formación ha denunciado hasta tres con los mensajes “Mascún traidor”, “Mascún facha” o “Mascún ten cuidado”. Esta última en el propio portal de su domicilio, como han hecho constar. El próximo jueves, 11 de abril, se vota en el Ayuntamiento la moción de censura de PAR, PP y CHA contra el alcalde socialista Juan Escalzo, que gobernó hasta febrero gracias al apoyo de Ariste, único edil de los aragonesistas en la capital monegrina, ahora víctima de este tipo de actos incriminatorios.

A través de un comunicado, CHA ha mostrado su “solidaridad y respaldo tanto con el concejal como con todo el equipo de personas que le apoya en Sariñena”. El partido considera que estas situaciones “deberían erradicarse en democracia”. “Más allá de las posiciones y circunstancias políticas de cada partido y localidad existen unos valores cívicos y de convivencia que deberían primar en todo momento sobre cualquier otro tipo de cuestión”, exponen.

Así las cosas, concluyen, “este tipo de hechos no van a impedir que CHA prosiga realizando su labor política en Sariñena, y en todas las instituciones donde se tiene representación, tratando de cumplir siempre con el compromiso adquirido con la ciudadanía, con el referente del programa electoral municipal, y pensando, en todo momento en lo mejor para la localidad y su gente, desde la honradez y la transparencia”.

A título personal, en las redes sociales, ha llegado también la condena del presidente del partido, Joaquín Palacín: “Hay líneas que no se pueden traspasar nunca. Mucho ánimo y todo el apoyo”.

Otra de las pintadas, esta vez en uno de los caminos de la localidad. Foto: CHA
Otra de las pintadas, esta vez en uno de los caminos de la localidad. Foto: CHA

LA MOCIÓN DE CENSURA

Hace varios meses que se torció el mandato de Juan Escalzo (PSOE) debido a la ruptura con Ariste. Fue a cuenta de la aprobación de los Presupuestos para 2024 y la reestructuración de la plantilla de funcionarios municipales. Los socialistas culpan al único representante de CHA de “anteponer sus intereses personales” al no querer aceptar la regularización de la situación de su padre, el antiguo interventor y que habría percibido un complemento salarial que no le correspondía. Por este caso, en manos de la Audiencia Provincial de Huesca, se le imputa un presunto delito de malversación continuada.

Estos hechos, que precipitaron el cese de Mascún Ariste como teniente de Alcalde y dejaron a los socialistas gobernando en minoría, tuvieron lugar a comienzos de febrero. La moción de censura de no llegó hasta el 25 de marzo. Si nada se tuerce, Francisco Villellas, del PAR, será desde el próximo jueves el primer edil de la localidad, un cargo que ya ostentó de 2011 a 2019, entre los gobiernos socialistas de Lorena Canales (2007-2011) y Escalzo.

Esta crisis admite varias interpretaciones. CHA, cuyo voto es decisivo para decantar la balanza, acusa al PSOE de “paralizar” la política local, a lo que ellos responden con alusiones a las “circunstancias familiares” de Ariste, de las que se estarían aprovechando PP y PAR. Se trata de la segunda moción de censura en la provincia de Huesca desde las anteriores elecciones municipales. Tanta polémica o más despertó la de Lorena Cajal (PSOE) en Biescas contra Nuria Pargada, del PAR, gracias al apoyo de su formación, Chunta y dos tránsfugas populares, de los que uno se abstuvo. Finalmente, la dirección provincial, con Gerardo Oliván a la cabeza, suspendió a ambos de militancia.