Las Mesas de Trabajo de Agricultura concluyen entre reproches a Europa y al Ministerio

El consejero Samper ha reiterado que las medidas pueden ir "hasta donde permitan el Ministerio y la Unión Europea"
Este martes se ha celebrado una reunión entre el consejero, Ángel Samper, y las organizaciones agrarias para abordar la evolución de las mesas técnicas.
photo_camera Este martes se ha celebrado una reunión entre el consejero, Ángel Samper, y las organizaciones agrarias para abordar la evolución de las mesas técnicas.

El consejero de Agricultura del Gobierno de Aragón, Ángel Samper, se ha reunido este martes con las organizaciones agrarias de UAGA, UPA, Asaja y Araga para hacer un seguimiento de los avances en las cuatro mesas técnicas que pactaron en el mes de marzo para encontrar soluciones a la situación que atraviesa el campo aragonés, y que les llevo a manifestarse durante más de un mes. Samper ha señalado que las medidas “irán hasta donde permita el Ministerio y la Unión Europea”, por lo que se tienen que acordar “de forma coral entre todas las comunidades” sin tener en cuenta los “tintes políticos”. Además, ha vuelto a apuntar hacia las normativas europeas como uno de los principales escollos que impiden “avanzar en las propuestas”.

En este sentido, y refiriéndose al trabajo que se ha desarrollado en la mesa de la Política Agraria Común (PAC), ha indicado que la flexibilización de la misma está limitada por el Pacto Verde, por lo que el objetivo es “derogarlo para recular con todas las prohibiciones que se sustentan sin avales científicos”. A su vez, se ha mostrado de acuerdo con algunas propuestas que anunció el ministro Luis Planas, como las referidas a la BCAM 6, 7 y 8, qué “tomó de las comunidades tras las protestas”. Sin embargo, ha incidido en que las iniciativas de la consejería aragonesa “van más allá”, a pesar de no poder desarrollarlas para “no incurrir en penalizaciones”.

Además, en esa mesa se han abordado temas como la agilización de pagos de la PAC, y Samper ha asegurado que se está trabajando conjuntamente con la consejería de Hacienda para “acelerar la tramitación de expedientes”. Así, ha detallado que los pagos en Aragón están en el 72% de ejecución y ha garantizado que estarán finalizados antes del 31 de mayo, la fecha límite que demandará al Ministerio.

UNA LÍNEA DE AYUDAS A JÓVENES TODAVÍA SIN PARTIDA Y REFUERZO PARA EL CUMPLIMIENTO DE LA LEY DE LA CADENA

En cuanto a la Mesa Económica, el consejero ha indicado que se ha planteado, como ya había anunciado, una línea de ayudas para los jóvenes agricultores que todavía no tiene partida, aunque “está en negociaciones con Hacienda”. “El dinero que logremos habilitar lo vamos a distribuir de común acuerdo con las organizaciones agrarias porque queremos que vaya dirigido a los que más lo necesitan”, ha señalado. También se ha abordado el tema de los seguros, contemplando su universalización.

A su vez, Samper ha vuelto a reiterar la efectividad de los créditos ICO Saeca, que han inyectado “ayuda directa en el bolsillo del agricultor” y la desesperación “está en la tardanza que están teniendo en la aprobación de los expedientes”. “Le hemos comido la cartera al Ministerio trayendo a Aragón el 60% de presupuesto que había para toda España y se ve la efectividad porque el ministro ha puesto la misma fórmula para ayudar a los jóvenes”, ha remarcado.

Por otro lado, en lo relativo a la Ley de la Cadena Alimentaria que se ha abordado en la Mesa AICA, el consejero ha anunciado que se van a reforzar los efectivos para garantizar su cumplimiento en la Comunidad. “Vamos a nombrar una persona en cada provincia y una en la consejería para crear una estructura más especializada. Hasta ahora se hacía con Sarga, pero no tiene capacidad de inspección ni de sanción”, ha explicado.

QUEJAS DE LAS ORGANIZACIONES AGRARIAS

Las organizaciones agrarias aragonesas ya manifestaron su descontento con el desarrollo de las mesas de trabajo, solicitando “más agilidad y concreción para alcanzar acuerdos” y que en los encuentros se “abordaran medidas concretas en las que tuviera competencia el Gobierno de Aragón”. Incluso coincidiendo con la celebración de la última mesa de trabajo, UAGA y UPA convocaron una manifestación a las puertas del Departamento de Agricultura denunciando “que no había propuestas ni avances en las negociaciones”.

Además, señalaron que el consejero “no había participado, a pesar de que el objetivo de las mesas era buscar soluciones a la amplia gama de problemas que atraviesa el sector primario y en las que necesita un compromiso político que debe liderar”. En este sentido, Samper ha señalado las “altas capacidades de sus directores generales”, excusando su no asistencia alegando que “el consejero también tiene que trabajar”.

Más en ECONOMÍA