Ayudas directas y apremiar el pago de la PAC: UAGA exige a una consejería “dormida” más medidas

Zaragoza. La Alfranca. CIRASA. Agronomía. Agricultura. Campo de cultivo. Cosecha. Cosechadora. Trigo. Cereal. 21-7-2008. Julio E. Foster©
photo_camera Zaragoza. La Alfranca. CIRASA. Agronomía. Agricultura. Campo de cultivo. Cosecha. Cosechadora. Trigo. Cereal. 21-7-2008. Julio E. Foster©

El domingo 19 de noviembre, cuando se cumplan 100 días del Gobierno de Azcón, es la fecha límite que UAGA marca para que la Consejería de Agricultura tome medidas antes de comenzar con las movilizaciones. Un ultimátum como reacción al “complicado momento económico que atraviesa el sector” y con el que van a emprender la siembra que será “una de las más complicadas de los últimos años”, con unos costes de producción que se incrementarán un 30%.

Así lo ha indicado el secretario general de la organización, José María Alcubierre, que este jueves se ha reunido con los secretarios provinciales, José Antonio Miguel (Zaragoza), Oscar Moret (Huesca) y Alberto Escura (Teruel), quienes han coincidido en una “necesidad inmediata de acción por parte del Gobierno”.

“Las cooperativas las tenemos vacías y no pueden adelantarnos dinero y quien tiene asumir ese papel y ayudar a un sector que no tiene liquidez, es la administración. Tenemos una consejería dormida, lleva desde el 14 de agosto en la cama. Se tienen que levantar y poner encima de la mesa soluciones”, ha indicado Miguel.

EL ADELANTO DE LA PAC LLEGA “MUY TARDE”

En esa línea, han cargado contra el consejero de Agricultura, Ángel Samper, al “no cumplir con las promesas que se establecían en el programa PP-Vox, donde se detallaban ayudas directas”. Alcubierre ha asegurado que la medida sustitutiva de los créditos subvencionados para las explotaciones “no funciona” porque “se le deniega a los que más lo necesitan, como a los jóvenes agricultores”.

Por otro lado, la gota que colmó el vaso para la organización fue el anuncio de que el adelanto del 70% de la PAC en Aragón se cobraría en noviembre y no “de inmediato, en un momento en el que el sector lo necesita”, como ha ocurrido en otras comunidades como Castilla La Mancha o Navarra. “No hemos tenido ingresos y ahora no estamos teniendo esos revulsivos que esperábamos para comenzar la siembra”, ha recalcado el secretario general.

Esta situación, como apuntan desde UAGA, puede desembocar en una mayor reducción de agricultores en Aragón. “Aunque la situación política sea complicada reclamamos que se pongan a trabajar, hay que dar soluciones al campo aragonés y a las personas. Queremos un sector agrario y un mundo rural que pueda vivir de eso”, ha incidido Alcubierre.

UNA “COMPLICADA” CAMPAÑA DE SIEMBRA

Una serie de reclamaciones que la organización traslada a la consejería a las puertas de la campaña de siembra , que afrontan con “preocupación”. Como han indicado, la pasada campaña “fue la más cara de la historia” con un incremento del 30% en los costes, una cifra que se mantendrá este año y que “muchos agricultores no podrán asumir debido a la bajada de los precios”.

Por todo ello, según los cálculos de UAGA, un 10% de las parcelas no se van a sembrar esta campaña por el "abandono de los agricultores". “Después de un año entero de trabajo, es muy triste no poder volver a empezar”, ha concluido Oscar Moret.