La brecha salarial se reduce en Aragón, pero las mujeres aún cobran 5.105 euros menos que los hombres

Pese a que el porcentaje mantiene una tendencia descendente, los salarios medios de 2021 aún muestran que ellos perciben hasta 27.389 euros anuales frente a los 22.284 euros de las mujeres
photo_camera Aragón se situaría ligeramente por encima de la media nacional, donde la brecha se encuentra en el 22,5%

Hasta 5.105 euros menos. Es la diferencia salarial que todavía existe entre hombres y mujeres en Aragón, que se sitúa en el 22,9% de los sueldos medios en la Comunidad. Pese a que el porcentaje mantiene una tendencia descendente, incluso bajando 10 puntos desde 2018, los salarios medios de 2021 aún muestran que ellos perciben hasta 27.389 euros anuales frente a los 22.284 euros de las mujeres, según el informe presentado este jueves por CCOO.

En este sentido, Aragón se situaría ligeramente por encima de la media nacional, donde la brecha se encuentra en el 22,5%, aunque hay regiones como Canarias que bajan al 11,5% (2.441 euros) y otras como Asturias que se elevan al 30,2% (6.590 euros). “La brecha se ha reducido, y esto se consigue con las políticas de igualdad y la toma de decisiones de la acción sindical y feminista en los centros de trabajo y el dialogo social. Aun queda camino por recorrer, pero hay que agradecer el esfuerzo de todas las personas que contribuyen y reconocer que estas desigualdades existen”, ha expuesto la secretaria de Igualdad de CCOO, Sonia García.

Para el sindicato, la subida del Salario Mínimo Interprofesional llevada a cabo desde 2018 ha sido una causa directa de esta disminución de la brecha salarial, ya que “los salarios de mujeres se encuentran generalmente en los más bajos”. No en vano, esta diferencia alcanzó su máximo en ese mismo año, con hasta 6.566 euros, mientras que ha ido disminuyendo progresivamente hasta este 22,9% de 2021, las últimas de las que se disponen con exactitud.

De hecho, confían en que la reforma laboral del actual Gobierno PSOE-Sumar, aprobada en febrero de 2022, ratifique esta tendencia descendente de la brecha salarial con el incremento de los contratos indefinidos. “Aún no tenemos datos, pero en el informe confederal a nivel nacional sí han observado que la reforma laboral ha tenido más influencia en las mujeres y los empleos donde están mayoritariamente las mujeres”, ha subrayado la secretaria de Igualdad de CCOO.

Así, consideran que el tipo de jornada tiene como consecuencia directa el incremento de la brecha salarial, ya que los empleos a tiempo parcial están ocupados fundamentalmente por las mujeres, con una “afectación clara” en los ingresos, además de las reducciones por maternidad o para hacerse cargo de los cuidados de hijos o mayores. “Estamos en máximos históricos de empleo, pero, aún así, se han incorporado menos mujeres y más a tiempo parcial. Aunque se haya reducido la brecha, sigue habiendo diferencias, y tienen más interrupciones en la vida laboral”, ha señalado García.

LA BRECHA EN LA INDUSTRIA ALCANZA EL 25,8%

Por sectores, la brecha en la industria se eleva hasta el 25,8% (5.998 euros) ya que, aunque los salarios son mayores, los hombres tienen una serie de complementos salariales durante años y las mujeres sufren el llamado “techo de cristal”. En el lado opuesto, la diferencia cae en los servicios por debajo del 20%, ya que los sueldos son menores. “Los servicios son amplios y muchos dedicados a los cuidados y atención al publico, con sueldos más bajos, y por tanto la brecha no es tan grande. Hablamos de suelo pegajoso, que las mujeres se encasillan en las ocupaciones de sueldos más bajos”, ha expuesto.

Igualmente, se observa que la brecha aumenta por edades, ya que, mientras en los casos más jóvenes la diferencia es menor, se dispara desde los 30 años, que coincide cuando las mujeres empiezan a ser madres. “A partir de 30 años empieza a subir, porque es la edad a partir de la cual las mujeres deciden ser madres y la maternidad penaliza. Sobre ellas recae aún la mayoría de cuidados. Se cogen permisos, reducciones de jornada o trabajan a tiempo parcial para conciliar”, ha detallado Marta Gracia, técnico de Igualdad de CCOO.

Para solucionarlo, desde el sindicato reclaman la puesta en marcha de Planes de Igualdad “eficaces” en las empresas, ya que, en la actualidad, aunque se incluyan conceptos que “pueden parecer neutros”, “luego inciden de manera distinta en hombres y mujeres”, indice Sonia García. Igualmente, exigen una mayor corresponsabilidad en los cuidados, medidas de flexibilidad en el trabajo y “atacar la parcialidad femenina”, que “en muchos casos es involuntaria”.