Fernández acusa a la izquierda de "hacer un uso político de la cultura"

La consejera de Cultura, Sara Fernández, ha respondido esta mañana en rueda de prensa a algunas de las reivindicaciones de los protestantes 
sara-ferandez-rdp
photo_camera La consejera de Cultura, Sara Fernández, ha respondido esta mañana en rueda de prensa a algunas de las reivindicaciones de los protestantes.

Tras las protestas que han tenido lugar esta mañana en la plaza san Felipe de algunos trabajadores del sector cultural, la consejera de Cultura, Sara Fernández, ha respondido en rueda de prensa a algunas de las reivindicaciones de los protestantes. “Los partidos de la izquierda están defendiendo un uso político de la cultura”, ha comenzado la consejera su discurso asegurando que se trata de algo “inadmisible” para el Gobierno.

En palabras de Fernández, desde las izquierdas se estarían “difundiendo bulos sobre cierres inexistentes” y, además, ha aprovechado para denunciar las “amenazas” que algunos de los técnicos del Ayuntamiento de Zaragoza han recibido estos días en redes sociales aunque reconoce que eso “no nos va a amedrentar”.

“Vamos a seguir defendiendo nuestro modelo cultural y una cultura accesible y diversa para todos y hecha por todos sin sectarismo ni ideologías, que es lo que están defendiendo los partidos de izquierda y lo que hicieron cuando ellos gobernaban en esta casa”, ha continuado Fernández antes de entrar en algunas de las polémicas más sonadas en el ámbito cultural zaragozano.

Con respecto a las protestas realizadas esta mañana ha asegurado que nacen de “personas afiliadas a partidos políticos de izquierdas, de candidatos que iban en listas electorales” a los que acusa de que “realmente no les interesa la cultura ni les preocupa más que hacer una oposición destructiva con falacias cuando los datos no les dan la razón”.

Unos datos que hacen referencia al presupuesto que desde el Ayuntamiento de Zaragoza se destina a Cultura. Un ámbito en el que según la consejera “no existen recortes en Cultura por mucho que se empeñen en repetirlo una y otra vez”.

Tal y como ha explicado, "cuando el Partido Popular entró a gobernar al Ayuntamiento de Zaragoza, el presupuesto destinado a Cultura era de menos de 15 millones de euros" y que además incluía 800.000 euros de ayuda al Real Zaragoza que también estaban incluidos en Cultura. Actualmente, este presupuesto, ha explicado Sara Fernández, “supera los 20 millones de euros”, lo que ha supuesto, asegura, incrementar el presupuesto en “más un 36%”.

Este presupuesto va a ir destinado, asegura, a la programación cultural, a contratar artistas y compañías y todos esos servicios técnicos que son necesarios a la hora de programar y producir cultura. Van destinados al sector cultural de Zaragoza y Aragón. Un sector local que, ha explicado, “ha visto como en los teatros municipales y en el auditorio se baten récords tanto de taquilla como de público”. “Nuestra cultura cada vez llega a más público”, ha concluido.

Ha aprovechado la ocasión para atacar a Zaragoza en Común a quienes acusa de no “estar muy contentos con estos récords de público” y quienes ha recordado que en el último Consejo de Administradores propusieron “rebajar el nivel de los conciertos del Auditorio”.

SOBRE EL TEMA DE LA HARINERA

Uno de los temas culturales más polémicos en las últimas semanas ha sido el de La Harinera. Sobre esto, también se ha pronunciado la consejera asegurando que “no se cierra La Harinera y no se ha desahuciado a nadie”.

“Harinera lo que va a hacer es abrir todavía más sus puertas porque Harinera es un equipamiento municipal y lo va a gestionar Zaragoza Cultural y no sé por qué tienen tanto problema con que haya producción y programación cultural pública, municipal, hecha de la mano de los técnicos de esta casa junto con entidades culturales y sociales que son con las que vamos a desarrollar este nuevo modelo de Harinera que va a estar abierto a todo el mundo sin sectarismo ni ideología”, ha explicado Fernández.

AMENAZAS A LOS TÉCNICOS EN REDES SOCIALES

Sara Fernández ha aprovechado también su intervención para hacer una “defensa a los técnicos” ya que tal y como ella misma ha asegurado, “en redes sociales se ha señalado a funcionarios de esta casa y esa persecución no la voy a consentir y voy a denunciarla donde tenga un altavoz”.

Al hilo de este tema ha asegurado que cree que es posible “defender nuestras posturas contrapuestas con educación y sin señalamientos a las personas”. “Creo que esta actitud que estamos viendo evidencia que no tienen argumentos y que realmente no les preocupa la cultura sino que lo que quieren es hacer un uso político de la cultura”, concluía.

SOBRE LA RETIRADA DE FINANCIACIÓN A EIFOLK

En respuesta a la “preocupación del Partido Socialista”, le ha invitado a que hagan “política cultural de las que a ellos les gusta en la Diputación Provincial”. Un argumento que llega después de las críticas a la retirada de financiación del Encuentro Internacional de Folklore (Eifolk) que este año no se va a celebrar después de más de 30 años.

“La Diputación Provincial de Zaragoza, gobernada por el PSOE, fueron los primeros que retiraron la financiación al Eifolk” y ha invitado al Partido Socialista a que “si tanta es su preocupación que llamen a la puerta del Señor Sánchez Quero y que hagan política cultural donde tienen la oportunidad de hacerlo y donde gobiernan”.

LA DEFENSA DE UN MODELO CULTURAL PARA TODOS

La consejera Sara Fernández ha finalizado su discurso asegurando que desde el Partido Popular “tenemos un modelo cultural muy diferente al que tienen los partidos de izquierdas”. “Para nosotros la cultura tiene que ser de todos. Hemos apostado por la descentralización y se está viendo estos años a lo largo de todo el año con toda la programación que hacemos en cómo llegamos a todos los barrios y nos preocupamos de todos los públicos”.

Además, ha defendido su transversalidad trabajando para colectivos como mayores o la infancia y también en temas de salud mental a través del programa Zaragoza Más Humana. “La cultura es un derecho que tenemos todos y lo que no vamos a permitir es poner los equipamientos municipales al servicio del activismo político. Ese es el modelo del Partido Socialista y de Zaragoza en Común pero, desde luego, no es el modelo del Partido Popular”, ha concluido así la consejera de Cultura.