Chueca, sobre el contrato del bus: "Era acogernos a la prórroga o renunciar a los fondos europeos"

Vox, PSOE y ZeC critican la decisión de prorrogar el contrato del bus
Ayuntamiento-de-Zaragoza-bus-urbano-prórroga-contrato
photo_camera Chueca ha comparecido en el pleno para hablar de la prórroga del contrato del bus

El auto del Tribunal Superior de Justicia de Aragón sobre el contrato del bus urbano de Zaragoza ha vuelto a traer de qué hablar en el pleno del Ayuntamiento. En concreto, el grupo municipal de Vox ha solicitado la comparecencia de la alcaldesa, Natalia Chueca, para que explique las consecuencias jurídicas y económicas que podría acarrear la prórroga del mismo. Chueca, por su parte, no solo ha defendido que esta decisión no trae consigo consecuencias de ningún tipo "más allá de las costas que puedan imponer los tribunales", sino que además ha asegurado que "lo volvería a hacer ahora mismo otra vez".

Y es que la última información de la que se tiene constancia es que si bien el TSJA habría requerido al consistorio para que en el plazo máximo de seis meses procediera a la licitación del nuevo contrato, Chueca ha recurrido para "poder ganar tiempo y acometer la elaboración de unos nuevos pliegos". Algo que ni Vox, ni PSOE, ni Zaragoza en Común entienden.

"No se si es una ñapa, si una chapuza, yo ya no sé cómo calificar la prórroga de este contrato", ha criticado el concejal de Vox, David Flores, quien además ha pedido que alguien responda y dé explicaciones, ya que "parece que nadie tiene responsabilidades". La portavoz del PSOE, Lola Ranera, ha pedido a Chueca que haga "una mínima autocrítica" y ha ironizado con que hable mal de los pliegos del anterior gobierno socialista, pero los prorrogue. Desde ZeC, Elena Tomás ha vuelto a poner sobre la mesa la necesidad de municipalizar el servicio.

CONSECUENCIAS

En todo momento Chueca ha defendido que se trata de una prórroga legal que se ajusta a derecho. Incluso, ha argumentado que la decisión pasaba por "renunciar a 34 millones de euros de fondos europeos o acogernos a esa prórroga legítima".

Para Flores, sin embargo, esto tendrá consecuencias económicas "cuando Avanza no gane la contrata con todo el dinero que ha adelantado", consecuencias reputacionales "si el Ayuntamiento de Zaragoza no cumple con las sentencias judiciales" y de credibilidad "para pedir luego a los ciudadanos que cumplan las normas".

Por último, Ranera también ha reprochado a Chueca que desde el Ayuntamiento de Zaragoza se gastasen 200.000 euros para una asistencia técnica de cara a hacer unos pliegos que poder licitar cuando después estos "no han visto la luz", mientras Tomás no entiende por qué recurren "cuando han tenido cinco años para preparar el contrato".