Las tropas españolas se preparan para el Primer Sitio de Zaragoza a las órdenes de Palafox

9
photo_camera Esta tarde tendrá lugar la recreación del Primer Sitio de Zaragoza como parte de la VI Recreación de los Sitios.

Desde primera hora de la mañana se notaba en la ciudad de Zaragoza un ambiente tenso y algo calmado, propio de las horas precedentes a una gran batalla, pues esta tarde tendrá lugar la recreación del Primer Sitio de Zaragoza como parte de la VI Recreación de los Sitios que se prolongará hasta el domingo 17 de marzo.

Al punto de la mañana las tropas españolas y francesas se preparaban para el enfrentamiento en el Campamento situado en el Parque del Tío Jorge, aunque, eso sí, lo hacían con unos cuantos metros de separación. Los diferentes regimientos provenientes de toda España, como Málaga, Valencia o Cataluña, han organizado sus estrategias y tácticas para conseguir que los aragoneses ganen la gran lucha que se aproxima. Allí no solo había soldados, sino también sus familias, ataviadas con ropa de la época, para animarlos y para relatar al gran público que por allí pasaba el contexto histórico que se vivía en 1808 en Zaragoza.

Alrededor de las 12.00 horas, las tropas españolas han sucumbido al terror por la posibilidad de perder la batalla cuando han averiguado el gran número de combatientes franceses que se iban a presentar en nuestra ciudad. Por ello, han tomado la decisión de ir en busca del general Palafox porque consideran que es el único “que los puede liderar”.

Así, todas las tropas han partido desde el Campamento hasta la plaza de la Seo, pasando por el Puente de Piedra y el Paseo Echegaray y Caballeros. Vestidos con los ropajes de la época y cargados de escopetas han marchado al ritmo de unos animados tambores y flautas que los acompañaban, a la par que gritaban: ¡Viva Aragón!, ¡Viva la Virgen del Pilar! y ¡Viva España!

El público zaragozano ha colapsado la extensa plaza de la Seo para animar a sus combatientes y “salvadores” a pedir la ayuda de José de Palafox, donde a coro gritaban su nombre. Palafox no ha dudado en asomarse al balcón y lanzar un envalentonado discurso en el que ha asegurado que “llevará a Aragón a la victoria”. El público ha aplaudido sus palabras y se han contagiado por los cánticos de las tropas: ¡Viva Palafox, viva nuestro general!