La modernización de las tuberías del paseo Sagasta y Arzobispo Morcillo costará 1,1 millones

paseo Sagasta paseo Cuellar tuberías
photo_camera Las actuaciones se incluyen dentro del plan para modernizar las grandes conducciones que distribuyen el agua por la ciudad

El Ayuntamiento de Zaragoza va a iniciar este lunes los trabajos de renovación de dos importantes tuberías arteriales de agua de la ciudad. Se trata de la que discurre por el paseo Sagasta hasta paseo Cuellar y la de la calle Arzobispo Morcillo. Son dos actuaciones dentro del plan impulsado por el consistorio para modernizar las grandes conducciones que distribuyen el agua desde la planta potabilizadora a los depósitos de almacenamiento y a los sectores de la ciudad. El inicio de los trabajos se ha programado para mediados de julio para aprovechar la reducción del tráfico en la ciudad y minimizar las afecciones.

El concejal de Urbanismo e Infraestructuras, Víctor Serrano, ha señalado que su ejecución va suponer una inversión de 1,1 millones de euros. Con ello, se pretende mejorar la garantía de suministro a importantes áreas de Zaragoza y evitar las afecciones que estas roturas tienen en toda esta zona. Serrano ha explicado que muchas de estas grandes tuberías arteriales fueron construidas hace más de 50 e incluso 70 años con materiales que han quedado “totalmente obsoletos”.

“Esto nos está ocasionando muchos problemas de funcionamiento que acarrean frecuentes roturas o que incluso obligan a dejar importantes tramos fuera de servicio. Por eso, modernizar la red es fundamental. Además en un contexto de cambio climático y sequías cada vez más frecuentes, la gestión eficiente del ciclo integral del agua se ha convertido en una prioridad”, ha destacado.

TUBERÍA DE SAGASTA

En el caso de la tubería del paseo de Sagasta, las roturas que se vienen produciendo en los últimos años han afectado a la línea del AVE que discurre bajo la avenida Goya. Para solucionarlo, los primeros trabajos se van a centrar en renovar el nudo de conexiones situado en el cruce de Goya y Sagasta, por donde discurre una vieja conducción de fibrocemento de medio metro de ancho. Esta primera fase se prolongará hasta principios de septiembre y para ejecutarla va a ser necesario ocupar un carril de circulación en cada sentido en paseo Sagasta y otro carril en Goya y Tenor fleta en sentido Camino de Las Torres, todo ello en el entorno del cruce.

Una vez finalizados estos trabajos, a lo largo de septiembre arrancará la segunda fase, que consistirá en sustituir la gran tubería que discurre por el boulevard de Sagasta, desde Goya a paseo Cuellar. En este caso se trata de una conducción de casi un metro de diámetro cuya renovación se prolongará durante cuatro meses y se ejecutará progresivamente. El conjunto de la actuación supone una inversión de 800.000 euros.

RENOVACIÓN EN ARZOBISPO MORCILLO

Por su parte, la renovación de la arterial de Arzobispo Morcillo se va a centrar en el tramo comprendido entre el paseo Mariano Renovales y la calle Marina Española. En este punto se va a sustituir una tubería de 750 milímetros de diámetro que discurre bajo la calzada. Se aprovechará para renovar también una más pequeña de fibrocemento que distribuye a partir de ahí el agua a diferentes calles. Durante la primera fase de los trabajos se cortará la calle Arzobispo Morcillo a la altura de Marina Española, quedando en fondo de saco por los dos extremos para garantizar la entrada y salida a los garajes. Será necesario además desviar la línea Ci1 del bus urbano y modificar el sentido de circulación en algunas calles aledañas. Así, se facilitará el tráfico procedente de Gascón de Gotor hacia la calle Río Huerva y de ahí a Renovales.

Asimismo, Serrano ha recordado que el plan de modernización de la red va a tener continuidad en los próximos meses. Lo hará con el desdoblamiento de la tubería que abastece al Polígono Malpica y a poblaciones cercanas como Pastriz, la Puebla de Alfindén, Villanueva o Villamayor. El Gobierno de Zaragoza aprobó recientemente sacar a contratación la primera fase de esta conducción que tendrá una longitud de 1,2 kilómetros y discurrirá a lo largo de la avenida de Santa Isabel.

MEJORA DE ACCESOS EN EL ENTORNO DE LA MAZ

Por otra parte, el departamento de Infraestructuras va a iniciar también este lunes obras para mejorar el acceso de las ambulancias y vehículos de proveedores al Hospital la MAZ. Para ello se modificará el radio de giro desde la calle Bernardino Ramazzini a petición del servicio de Movilidad Urbana. Los trabajos se prolongarán hasta mediados de agosto. Durante este tiempo será necesario cortar la calle Ramazzini en su salida a la avenida Academia General Militar. El tráfico se desviará por Camino de La Peseta y calle Aquelarre, no obstante, se garantizará el acceso a los garajes. Será necesario desviar las líneas de autobús afectadas en coordinación con Avanza y Alosa.