Dos nuevas cámaras velarán por la seguridad del barrio Oliver de Zaragoza

El concejal Alfonso Mendoza enseña las nuevas cámaras a los vecinos del barrio Oliver
photo_camera El concejal Alfonso Mendoza enseña las nuevas cámaras a los vecinos del barrio Oliver

Zaragoza cuenta desde este martes con dos nuevas cámaras de videovigilancia que se han instalado para reforzar la seguridad en el barrio Oliver. La medida atiende a la demanda vecinal y cuenta con el apoyo unánime de los grupos políticos de la Junta de Distrito. Desde el Ayuntamiento de Zaragoza aseguran que servirán como elemento disuasorio a la hora de cometer delitos.

La calle Leyva a la al altura del mercado y el parque Copérnico están desde ahora más controladas con la implantación de estos dispositivos de videovigilancia, que han costado 18.500 euros y que cuentan con visión nocturna.

El consejero de Participación y Régimen Interior, Alfonso Mendoza, ha asegurado que responde a una de las peticiones más demandadas por los vecinos.

“Creemos desde el Gobierno que la seguridad es uno de los factores fundamentales para que los vecinos se sientan cómodos y puedan tener sensación de arraigo en el barrio”, ha apuntado y ha recordado que “Zaragoza es una de las ciudad más seguras de España, pero es necesario seguir incidiendo en algunos lugares”.

El presidente de la asociación Oliver Centenario, Antonio García Moreno, cree que son necesarias más cámaras en otros puntos conflictivos. Por su parte, el portavoz de la Asociación de Vecinos Aragón, Miguel Ángel Márquez, sostiene que son necesarias más medidas sociales.

Estas dos nuevas cámaras del barrio Oliver se suman a las doce instaladas en el Casco Histórico desde finales de 2020. La Policía Local se encarga de supervisar su funcionamiento y custodiar las grabaciones, que se conservan por ley durante 30 días.