DÍA DE ARAGÓN EN TERUEL

Azcón se compromete en Teruel a “trabajar duro” por las demandas históricas de la provincia

Las autovías, el Cantábrico-Mediterráneo o la Transición Justa centran el discurso por el Día de Aragón en Teruel 
Celebración del día de Aragón en Teruel. Foto: Fabián Simón (DGA)
photo_camera Celebración del día de Aragón en Teruel. Foto: Fabián Simón (DGA)

Turno para Teruel en los actos institucionales con motivo del Día de Aragón. El presidente, Jorge Azcón, ha pedido este lunes la finalización de proyectos como la A-40, A-68 o la A-25 o la mejora de las comunicaciones por ferrocarril para pasajeros y mercancías gracias al impulso del corredor Cantábrico-Mediterráneo, una necesidad que ha calificado de “imperiosa”. Estas iniciativas pendientes han centrado su discurso, en el que el Real Automóvil Club Circuito Guadalope, medalla al Mérito Social, o el recuerdo de uno de sus antecesores, Santiago Lanzuela, han puesto el color local a la jornada.

“Teruel es un ejemplo magnífico de lo que somos capaces de hacer los aragoneses con un poco de respaldo”, ha asegurado Azcón, en referencia a Motorland, Dinópolis, el Fondo de Inversiones de Teruel (FITE) o el Aeropuerto. El debe, ha continuado, está hoy en la aplicación de las ayudas al funcionamiento del 20% que abordó junto a la ministra Teresa Ribera. La provincia, según sus palabras, “quiere y se merece más”, una lista de demandas donde también cabe “el reto de extender la banda ancha por todo el territorio para facilitar la actividad y la vida de todos los municipios, con independencia de su tamaño”.

“No podemos cerrar a Teruel las puertas del mundo cuando las tecnologías nos las abren de par en par”, ha señalado el jefe del Ejecutivo. En este sentido, de estos grandes proyectos, Azcón se ha comprometido a “trabajar duro” en los que son de su “estricta competencia”. También ha asegurado que instará al Gobierno Central a cumplir con su parte “sin permitir de ningún modo que se acuse injustamente de victimismo a los turolenses”.

“No toleraré nunca que se les tilde de quejicas, ni a ningún otro aragonés, por reclamar las ayudas y el apoyo que merecen y que han demostrado aprovechar con talento y capacidad para ganarse las oportunidades que tantas veces les fueron negadas en el pasado”, ha manifestado.

LA TRANSICIÓN JUSTA

De entre las demandas que exceden el control del Pignatelli, Azcón ha puesto el acento en los Fondos de Transición Justa, valorados en 88 millones de impacto “en las empresas e instituciones de la provincia” y que según el presidente no se activaron con el anterior Gobierno. Otro “compromiso” que ha querido destacar, aunque ya aprobado, es la ampliación del transporte sanitario urgente hasta las 24 horas, especialmente demandado en la región turolense.

Si en Huesca los nombres propios fueron Juan Bolea, Vicente Ascaso y el premio Aragón, César Trillo, este lunes lo han sido los “visionarios” Mariano Nifo, Luis Buñuel, Elvira de Hidalgo, Segundo de Chomón o Manuel Pertegaz. Son estas figuras, ha subrayado, “las que hacen avanzar a la sociedad”.

Hasta la capital turolense se han desplazado más cargos del Gobierno. Es el caso del vicepresidente primero, Alejandro Nolasco (Vox), la consejera de Presidencia, Interior y Cultura, Tomasa Hernández; o el titular de Medio Ambiente (y exalcalde de la localidad), Manuel Blasco. También han estado presentes distintos portavoces parlamentarios, como Tomás Guitarte (Aragón-Teruel Existe), Alberto Izquierdo (PAR) o Mayte Pérez (PSOE), entre otros.