La Guardia Civil cierra el fin de semana con otros cinco rescates en el Pirineo

Se produjeron traslados en helicóptero a los hospitales de Huesca, Barbastro y el Servet de Zaragoza 
Helicóptero de la Guardia Civil
photo_camera Helicóptero de la Guardia Civil

La Guardia Civil de montaña de Huesca ha notificado este sábado y domingo hasta cinco rescates. No ha habido que lamentar fallecidos, como sí ocurrió este mismo viernes con un vecino de Zaragoza, pero los efectivos se han visto obligados a intervenir en distintos puntos del Pirineo e incluso recurrir a los medios aéreos.

El primer aviso del sábado se recibió a las 9.40 horas después de que un escalador de 22 años y vecino de la provincia de Álava sufriese un fuerte impacto por una roca de grandes dimensiones que había desprendido otra persona desde arriba. Así, el Greim de Boltaña, la Unidad Aérea de Huesca y médico del 061. Tras sobrevolar la zona y localizar al escalador, se le inmovilizó en camilla y se le evacuó mediante ciclo grúa. Después, fue llevado en helicóptero del 112 hasta el Hospital Miguel Servet de Zaragoza.

A las 13.27, otro hombre de 52 años y vecino de Alcañiz sufrió un resbalón por una ladera nevada en el parque de Posets-Maladeta, en el término municipal de Benasque. Más concretamente, a unos 400 metros del Ibonet de Literola. La caída le ocasionó una fractura de tibia y peroné, por lo que fue trasladado en grúa a un helipuerto y después al Hospital de Barbastro. Finalmente, a las 18.40, dos senderistas perdidas tuvieron que ser rescatados en el Arco de Piedrafita (Biescas). Se trata de dos mujeres de 28 y 23 años, respectivamente, vecina de la provincia de navarra.

Este domingo, hacia las 11.40, un montañero francés de 69 años ha tenido que ser auxiliado en las Peñas de Riglos por un posible esguince de tobillo, hasta el Hospital San Jorge de Huesca. Por último, un hombre de 57 años y natural de Castellón de la Plana ha sufrido otra posible fractura de tibia y peroné por un tropiezo en la Punta Alvarosa, en Fiscal. El médico decidió inmovilizarle la pierna para su evacuación en grúa y aeronave, y posteriormente hasta el centro hospitalario de Barbastro.