Desmanteladas tres plantaciones de marihuana relacionadas con la reyerta de Castellote

Castellote
photo_camera La Guardia Civil ha desmantelado tres plantaciones de marihuana ubicadas en la localidad, por lo que relacionan los hechos con el tráfico de drogas

La Guardia Civil de Teruel ha llevado a cabo una operación antidrogas en la que ha desmantelado una organización criminal, deteniendo a dos personas por un delito contra la salud pública y a otras cinco por un delito de homicidio ocurrido durante una reyerta el pasado 21 de julio en Castellote. Además, en la operación se han desmantelado tres plantaciones de marihuana en los alrededores del pantano de Santolea, con cerca de 5.000 plantas.

Los hechos ocurrieron cuando el pasado viernes, un vehículo con matrícula francesa dejó a dos individuos con varias puñaladas en el Centro de Salud de la localidad de Mas de las Matas, para que fueran atendidos, abandonando el lugar con tres ocupantes. De estos dos hombres, uno falleció y el otro fue trasladado con heridas graves al Hospital Miguel Servet de Zaragoza. Paralelamente, en la misma noche, apareció otra persona con heridas similares en Castellote, que también fue trasladado en ambulancia hasta el Centro de Salud de Mas de las Matas.

Poco después, la Guardia Civil localizó en la carretera A-226, que comunica Mas de las Matas con Castellote, el vehículo que había dejado en el Centro de Salud al fallecido y a uno de los heridos graves, por lo que detuvieron a los tres ocupantes. Tanto los siete detenidos, como el fallecido, eran varones albaneses de entre 30 y 50 años.

TRES PLANTACIONES DE MARIHUANA DESMANTELADAS

Estos vehículos de matrícula francesa utilizados por los delincuentes, estaban relacionados con una investigación que comenzó el pasado mes de marzo, sobre tres plantaciones de marihuana ubicadas en los alrededores del pantano de Santolea. Por este motivo, los agentes registraron las tres plantaciones, deteniendo a un individuo que se encontraba a cargo de la plantación y haciendo uso de un vivac. Además, la Guardia Civil detuvo a una segunda persona que, alertada por la acción policial, huyó de otra plantación cercana.

De los siete detenidos, a cinco de ellos se les imputa un delito de homicidio y lesiones graves. Además, a uno de ellos también se le imputa un delito contra la salud pública, junto con los otros dos detenidos por este mismo delito.