Tres paisajes aragoneses, entre los mejores de España según National Geographic

Aragón cuenta con algunos de los paisajes naturales más singulares y hermosos del panorama internacional, según el National Geographic
imagen38076
photo_camera Aragón cuenta con algunos de los paisajes naturales más singulares y hermosos

Cuando imaginamos lugares de ensueño o maravillas naturales solemos pensar en lugares exóticos y lejanos, fuera de nuestro alcance y situados a miles de kilómetros de nuestra casa. Pero puede que estemos equivocados, ya que Aragón cuenta con algunos de los paisajes naturales más singulares y hermosos del panorama internacional. Así lo dice el último artículo de National Geographic, que ha seleccionado hasta tres espacios naturales entre las 33 mejores maravillas en la naturaleza española que hay que visitar por lo menos una vez en la vida.

  1. MONUMENTO NATURAL DE LOS MALLOS DE RIGLOS, AGUERO Y PEÑA RUEBA
  2. EL CONGOSTO DE MONTREBEI MEDIANTE LAS PASARELAS DE MONTFALCÓ
  3. PARQUE NACIONAL DE ORDESA Y MONTE PERDIDO

No es otra que la provincia de Huesca la que alberga estas tres maravillas naturales aragonesas: el Monumento Natural de los Mallos de Riglos, Aguero y Peña Rueba; el Congosto de Montrebei mediante las pasarelas de Montfalcó y el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido.

MONUMENTO NATURAL DE LOS MALLOS DE RIGLOS, AGUERO Y PEÑA RUEBA

El nombre de esta primera zona nombrada por la revista viene de los Mallos, grandes masas de piedra conglomerada en paredes verticales aisladas, que alcanzan una altura de más de 300 metros y que dotan al territorio de una gran riqueza geológica y paisajística, además de alcanzar unas formas casi anatómicas.

Así pues, estas paredes de verticalidad mítica que se formaron en el periodo Terciario (hace alrededor de 70 millones de años) sirven en la actualidad como una zona famosa por el rafting. Asimismo, es muy preciada la vista de Agüero: destaca la Iglesia de El Salvador cobre el casco urbano, tras el que se levantan las paredes anaranjadas de los Mallos. Sin duda, un paisaje de proporciones épicas.

mallos
Los Mallos de Riglos son conocidos como una zona para hacer rafting

Además, en la zona también se puede realizar el descenso del cañón del río Gállego, la escalada en Riglos y la observación de grullas en el embalse de la Sotonera. Destacan también por su valor histórico y cultural el castillo de Loarre, la colegiata de Bolea o las iglesias y museos de Agüero y Ayerbe.

EL CONGOSTO DE MONTREBEI MEDIANTE LAS PASARELAS DE MONTFALCÓ

El de Montrebei es uno de los últimos grandes desfiladeros libres de tráfico de la Península, situado entre Huesca y Lérida. Por sus paredes se asoma un intrépido camino natural, no apto para las personas con vértigo, con repisas excavadas en la roca y pasarelas de madera asomadas al vacío que crujen al paso.

El telón de fondo de esta combinación de sensaciones entre senderismo y escalada es la confluencia del río Noguera Ribagorzana y la sierra del Montsec. Chocando entre sí, obligan al agua a abrirse paso entre la roca desnuda que caracteriza a esta cordillera prepirenaica. Es entonces donde se abre este desfiladero, un precioso lugar en el que los elementos parecen haberse alineado para crear belleza.

Congosto-Mont-Rebei-Pasarelas-Montfalcó-4
Esta es una combinación de senderismo y escalada. Foto Turismo de Aragón

No sorprende entonces la inclusión de esta maravilla natural entre las mejores de España. Su magia radica en que por un lado, se observa un caudal cuyo contraste con el lecho calcáreo crea matices inverosímiles. Por el otro, unas formas geológicas caprichosas y retorcidas.

PARQUE NACIONAL DE ORDESA Y MONTE PERDIDO

Entre circos y cascadas, este tesoro natural de la provincia oscense que sobresale por su belleza incomparable y su diversidad paisajística. El valle de Ordesa es el corazón del parque y destaca por ser un profundo valle glaciar repleto de paredes rocosas, cascadas, bosques frondosos y el serpenteante río Arazas que lo convierten en el verdadero paraíso aragonés que todo amante de la naturaleza debería visitar al menos una vez.

Cientos de rutas de senderismo posibles, la de la Cola de Caballo es una de las más famosas y conduce a la majestuosa cascada del río Arazas, punto culminante de muchas de las excursiones. Monte Perdido, punto más alto de la zona con 3.355 metros, ofrece vistas panorámicas no solo desde su cima desafiantes, sino también desde otros puntos y rutas.

ordesa
Ordena suele ser muy frecuentada para hacer rutas

Este parque nacional es un espacio protegido con una superficie de más de 15.000 hectáreas y más de medio millón de visitantes al año situado entre los términos municipales de Broto, Bielsa, Fanlo, Puértolas, Tella-Sin y Torla-Ordesa.