Esto se quedará Hacienda si te toca la Lotería de Navidad

Aunque la suerte toque a su puerta, Hacienda, en algunos casos, se lleva una cantidad no pequeña del premio.
Una señora adquiere un décimo de lotería en una administración de Zaragoza
photo_camera Los premios cuyo importe sea igual o inferior a 40.000 euros estarán exentos de pagar impuestos

El 22 de diciembre, como cada año, millones de españoles estarán atentos a la televisión para averiguar si tienen entre sus manos alguno de los décimos ganadores del Sorteo de Navidad. Sin embargo, aunque la suerte toque a su puerta, Hacienda, en algunos casos, se lleva una cantidad no pequeña del premio.

Al igual que el año anterior, los premios cuyo importe sea igual o inferior a 40.000 euros estarán exentos de pagar impuestos, a partir de esa cantidad el gravamen será del 20%. Por lo tanto, la Agencia Tributaria solo retiene impuestos a los tres primeros premios: El Gordo, el segundo y tercero premio.

En el caso del primer premio o el Gordo, el premio es de 400.000 euros por décimo. Como los primeros 40.000 euros están exentos de impuestos, de los 360.000 euros restantes, hay que tributar a Hacienda el 20%. Por lo tanto, se queda con 72.000 euros y el ganador, con 328.000 euros.

El segundo premio está dotado de 125.000 euros por décimo. Al igual que en el primer premio, de los 85.000 euros, Hacienda se queda con 17.000 euros y el afortunado con 108.000 euros. El patrón se repite con el tercer premio, cuyo premio es de 50.000 euros por décimo, de los 10.000 restantes, la Agencia Tributaria se queda con 2.000 euros y el ganador, con 48.000 euros.

El resto de premios de la Lotería de Navidad, al ser inferiores de 40.000 euros, no llevan retención por parte de Hacienda.

Los afortunados ganadores no tendrán que declarar el dinero que han ganado, puesto que a la hora de cobrarlo Hacienda ya retiene automáticamente el porcentaje que le toca. Otra de las ventajas es que no habrá que pagar más en la declaración anual de la renta, dado que los premios de la Lotería de Navidad no se incluyen en la base imponible del IRPF, tampoco afectan a la hora de obtener becas u otras ayudas públicas.