El único hotel de España premiado por National Geographic está en Aragón

Hotel Canfranc
photo_camera El hotel está ubicado en un paraje incomparable

"Algunos espacios son tan únicos que desafían la categorización. Aquí está la flor y nata de la cosecha". La flor y nata de la cosecha para los prestigiosos premios National Geographic Traveller Hotel Awards 2023 no es otra que el lujosísimo Canfranc Estación Royal Hideaway Hotel al que han seleccionado entre complejos hoteleros de todo el mundo como el mejor "Espacio único". Tan solo 42 hoteles de todo el mundo han recibido un galardón de National Geographic en alguna de las categorías y el de Canfranc es el único de toda España que ha conseguido colarse en el ranking.

"El exterior sería el escenario perfecto para una película de West Anderson, mientras que el vestíbulo abovedado brilla como un vestíbulo elevado e inundado de luz que deja boquiabiertos a los recién llegados con su escala y opulencia". De esta manera presenta la revista National Geographic al hotel de cinco estrellas ubicado en pleno Pirineo aragonés. Como en un viaje al pasado, su diseño interior se ha inspirado en la estética de las antiguas estaciones y de los lujosos trenes de largo recorrido de principios del siglo XX, con sus particulares vagones y elementos representativos.

Y es que no podía ser de otra manera cuando se erige en una estación que fue emblema de la arquitectura industrial y declarada Bien de Interés Cultural en 2002. El lujo de los "felices años veinte", la estética art decó, los materiales nobles y los tejidos que homenajean a la cultura aragonesa son los protagonistas en un hotel que cuenta con 104 habitaciones, de las que cuatro son suites de lujo, distribuidas en la primera y segunda planta.

Su planta baja está destinada a la zona wellness con una piscina climatizada, además de la biblioteca y el restaurante principal del hotel, para el cual se han rehabilitado dos vagones siguiendo el estilo clásico del siglo XX. Además, el histórico vestíbulo de la estación es un lugar de paso y, además de albergar la recepción del hotel, acoge cada día a muchos curiosos que no se quieren perder el lujo del espacio.

El hotel está ubicado en un marco incomparable que ahora se tiñe de los colores del otoño y que permite a los amantes de la naturaleza disfrutar de rutas y excursiones. El precio del alojamiento oscila entre los 180 euros por noche (la tarifa más barata) y hasta los 500 en temporada alta y si uno se aloja en alguna de las suites. También hay Suite Deluxe por más de 1.000 euros, eso sí, para unas ocho personas.