El repunte de la violencia machista en Aragón: 2.630 víctimas han pedido ayuda telefónica al IAM en 2023

La DGA ha celebrado su acto institucional en la previa del 25N. Foto: Archivo
photo_camera La DGA ha celebrado su acto institucional en la previa del 25N. Foto: Archivo

El Gobierno de Aragón insiste en los actos por el 25N, Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, en que esta lacra no cesa. El presidente, Jorge Azcón, ha desgranado este viernes en el acto institucional del Pignatelli los datos que dan cuenta de ello. 2.630 víctimas han solicitado ayuda en la línea telefónica del Instituto Aragonés de la Mujer (IAM) este año, frente a las 2.239 del pasado, se han desplegado 273 dispositivos de alarma y tramitado quince órdenes de protección más, hasta las 401. Todo ello, acompañado con un incremento de 502 denuncias en los juzgados aragoneses, según el Consejo General del Poder Judicial, lo que hace un total de 2.549.

Con todo, Azcón ha alertado sobre el recrudecimiento de estas situaciones en el entorno más cercano y los efectos dentro de las familias, no solo para quienes las sufren de forma directa. “El Gobierno seguirá poniendo a su disposición todos los recursos”, ha declarado Azcón, para después dar paso a la declaración institucional, por la que el Ejecutivo se ha comprometido a promover políticas que erradiquen el problema y “garantizar la aplicación de los derechos y principios relativos a la igualdad, la seguridad, libertad e integridad de todos los seres humanos”, sin discriminación por motivo de género.

Un texto que ha defendido la directora del IAM, María Antoñanzas, una de las protagonistas de la jornada previa al 25N en el ámbito institucional. “La violencia que, en sus diferentes formas, se ejerce contra las mujeres, constituye la más grave discriminación derivada de la desigualdad entre sexos y supone un atentado contra la integridad física, psicológica o moral, lo que en el fondo representa un ataque directo a su dignidad como personas”, ha manifestado.

Así, aludiendo al Estatuto de Autonomía, se recoge que “todos los poderes públicos aragoneses han de promover las condiciones adecuadas para que la libertad y la igualdad sean reales y efectivas” y se puedan “remover” los obstáculos derivados de la brecha de género, en palabras de Antoñanzas.

El consejero de Sanidad, José Luis Bancalero, firma el manifiesto de la DGA por el 25N. Foto: Gobierno de Aragón

SIN BLASCO, EL VICEPRESIDENTE NOLASCO Y SAMPER, POR MOTIVOS DE AGENDA

Los asistentes han firmado después el manifiesto expuesto en un mural. Lo han hecho todos los directores generales, asesores y consejeros que han podido estar presentes. No ha sido el caso del responsable de Medio Ambiente y Turismo, Manuel Blasco, que se encuentra en una visita a las Cuencas Mineras, como recoge la agenda del Gobierno de Aragón, ni tampoco del vicepresidente Alejandro Nolasco y el consejero de Agricultura, Ángel Samper, ambos de Vox, partido crítico con la celebración del 25N e instituciones como el IAM. No obstante, sí se ha podido ver a altos cargos de estas consejerías, caso de Esmeralda Pastor o Jorge Valero.

En este sentido, Azcón ha explicado que Nolasco ha viajado a Valladolid. Ahí está desde este jueves la presidenta de las Cortes, Marta Fernández, con motivo de los actos por el 555 aniversario del matrimonio de los Reyes Católicos. “En esa lucha de defender a las mujeres está el Gobierno al completo. No han venido por agenda, si no, hubieran estado aquí sin ningún tipo de dudas”, ha declarado el jefe de la DGA.